A la izquierda, Walker Ramos junto a Severino Valdez. (Archivo / GFR Media) (horizontal-x3)
A la izquierda, Walker Ramos junto a Severino Valdez. (Archivo / GFR Media)

El Panel del Fiscal Especial Independiente (FEI) informó hoy que el próximo jueves, 14 de diciembre, les radicarán cargos criminales al expresidente de la Universidad de Puerto Rico Uroyoán Walker Ramos por la controversia desatada con la distribución de las becas presidenciales

Además, presentarán cargos contra el exrector del Recinto de Río Piedras de la UPR Carlos Severino Valdez

El referido del Departamento de Justicia, que concluirá en esta radicación de cargos, establecía que los funcionarios “utilizaron los deberes y las facultades de sus cargos para obtener, directa o indirectamente, beneficios a favor de una persona privada”. Además, se les imputó haber violado la Ley de Ética Gubernamental y posible malversación de fondos públicos.

El año pasado surgió una polémica por el hecho de que la UPR había otorgado becas de estudios por influencias o amistad. Los hallazgos de las investigaciones que se desataron tras la controversia pública provocaron la salida de Walker Ramos, de Severino Valdez y de los decanos de Estudios Generales, Carlos Rodríguez, y de Asuntos Académicos, Palmira Ríos.

Entre los aspectos más destacados de la controversia estuvo el que se otorgaron becas a estudiantes vinculados a la familia o al exgobernador Alejandro García Padilla. Específicamente, los beneficiados fueron Carlos Andrés Pagán y a Arturo Ríos Escribano, el primero fue exasistente de Antonio García Padilla y el segundo exasesor en Asuntos Laborales del exgobernador.

“Cuando el Comité de Beca Presidencial me trajo sus recomendaciones, en ese momento de yo adjudicar la beca, no está el nombre de la persona solicitante. Leí las cualidades, las competencias, si contaban con el endoso del rector o rectora y obviamente la recomendación del Comité. No estaba el nombre del solicitante. No sabía que ellos estaban en la lista”, explicó Walker Ramos a El Nuevo Día en el 2016.

Pagán logró la Beca Presidencial por un monto de $40,000 para sufragar gastos de una maestría en la Escuela de Derecho de la Universidad de Harvard. En cambio, a Ríos Escribano se le concedió la beca de $25,000 para un doctorado en Derecho en la Universidad Alcalá de Henares, en España.

Las fiscales especiales que radicarán los cargos contra los exfuncionarios son Iris Meléndez Vega y Zulma Fuster Troche. 


💬Ver 0 comentarios