(horizontal-x3)
El arzobispo de San Juan, monseñor Roberto González Nieves. (GFR Media)

El Tribunal Supremo ordenó a la Iglesia católica “a que inmediatamente proceda a continuar con la emisión de los pagos” conforme al Plan de Pensiones.

La decisión del más alto foro judicial en Puerto Rico también incluye que, como medida provisional, se cumpla con lo ordenado por el Tribunal de Primera Instancia en la resolución del 16 de marzo y la orden del 26 de marzo del año en curso.

De otro lado, se concedió 10 días para “que muestren causa por la cual este Tribunal no debe revocar la sentencia emitida por el Tribunal de Apelaciones”.

La resolución emitida el 16 de marzo por el juez superior Anthony Cuevas Ramos indicaba que la Iglesia católica tendría que continuar con el pago mensual de las pensiones de los demandantes.

El grupo de maestros radicó la demanda en la que solicitaron alrededor de $4.5 millones por beneficios que aluden acumularon con el paso de los años en lo que pagaron por el Plan de Pensiones.

De otro lado, el 26 de marzo el Tribunal de Primera Instancia emitió una orden para embargar las cuentas de la Iglesia católica, tras vencer el plazo que tenía la institución para depositar $4.7 millones.

Con este dinero se buscaba garantizarle el pago del Plan de Pensiones de las Escuelas Católicas, eliminado en el 2016, a los maestros afectados.

El Tribunal de Apelaciones paralizó el embargo el 27 de marzo luego de acoger un recurso presentado por la Iglesia, la que argumentó que quedaba pendiente una serie de trámites en la corte federal y que el tribunal está actuando prematuramente. 

Luego, el 3 de mayo, ese mismo foro revocó el embargo.


💬Ver 0 comentarios