(semisquare-x3)
Christian Serrano Chang. (GFR Media)

El Tribunal Supremo revocó una sentencia del Tribunal de Apelaciones y ordenó un nuevo juicio en el caso contra el maestro de educación especial Christian Serrano Chang.

La opinión del más alto foro judicial en Puerto Rico fue emitida por el juez asociado Rafael Martínez Torres.

Aunque la nueva sentencia tiene fecha del 21 de diciembre, las partes fueron notificadas ayer, 26 de diciembre.

Serrano Chang fue acusado por la muerte del niño Dylan Díaz Salgado, de dos años.

Un panel de jueces del Apelativo revocó una sentencia de otro panel en la que se eliminó la sentencia de 99 años que cumplía y que ordenó la celebración de un nuevo juicio.

"Nos corresponde determinar si un panel del Tribunal de Apelaciones erró al contradecir un dictamen de otro panel del mismo foro por entender que la ley del caso era errónea y podía causar una grave injusticia. Resolvemos que erró", comienza la sentencia del Supremo.

Estas líneas se refieren a la decisión que emitió el panel apelativo integrado por los jueces Mirinda Vicenty Nazario, Waldemar Rivera Torres y Abelardo Bermúdez Torres, quienes revocaron a otro panel del mismo foro.

La primera sentencia apelativa revocaba la sentencia de 99 años que cumplía Serrano Chang por la muerte del menor y ordenaba un nuevo juicio.

En ese entonces, se concluyó que el fiscal Wilson González incurrió "en conducta impropia" que privó al acusado de la celebración de un juicio justo e imparcial.

El Supremo, por su parte, determinó que se el caso se devuelve al Tribunal de Primera Instancia "para la celebración de un nuevo juicio por el Artíclo 93(b) del Código Penal" la que define los grados de asesinato en primer grado.

Los hechos de este caso se remontan a agosto de 2013, cuando el niño de dos años fue llevado por Serrano Chang y por la madre del menor, Rayma Salgado Torres, a un hospital de Manatí. La mujer, residente del residencial Brisas de Campo Alegre en Manatí, alegó que el infante había sufrido una caída días antes y que esa noche lo observó pálido y que Serrano Chang trató de reanimarlo en su casa.

Estudios posteriores del Negociado de Ciencias Forenses indicaron que el menor murió por traumas sufridos en diferentes instancias que, según las autoridades, eran cónsonos con una golpiza.


💬Ver 0 comentarios