(horizontal-x3)
El pasado 20 de julio los integrantes de las comisiones de Salud y Seguridad Pública de la Cámara realizaron una vista ocular en el NCF. (GFR Media)

La jueza Lauracelis Roques Arroyo desestimó la demanda de la Cámara de Representantes contra el Negociado de Ciencias Forenses, informó hoy el Tribunal de San Juan.

La magistrada concluyó que el mandamus presentado por la Cámara para obligar a dicha agencia a que permita que un grupo de legisladores realice una vista ocular en las instalaciones -sin previo aviso- no es el recurso legal adecuado.

“Ante consideraciones de estricto derecho y las formalidades que requieren la expedición de un auto de mandamus, la Cámara no logró demostrar el deber ministerial claramente definido por parte del Negociado de Ciencias Forenses, que no permita grado de discreción alguno”, reza la decisión.

Según la sentencia, Ciencias Forenses, en virtud de las consideraciones de salud y seguridad, posee un margen de discreción en cuanto a la forma en que permite el acceso a sus instalaciones.

La jueza recomendó que las partes retomaran la propuesta transaccional presentada por la representación legal de Ciencias Forenses para que las inspecciones de forma sorpresiva se lleven a cabo durante horas laborables como única restricción, “de forma que se garanticen los derechos constitucionales y las facultades de los legisladores”.

“La propuesta de estipulación discutida entre las partes durante la audiencia de hoy (ayer) podría atender el justo balance de los intereses de ambas partes en el caso”, lee la sentencia.

Tras bajar la resolución, la subcomisionada del Negociado de Ciencias Forenses, Mónica Méndez, indicó que acogen la sentencia emitida por el tribunal.

“En el Negociado de Ciencias Forenses reconocemos la política pública del gobernador (Ricardo) Rosselló Nevares de transparencia. Igualmente, estamos en la mejor disposición de colaborar con la importante labor legislativa para mejorar el servicio que a diario ofrecemos al público. El NCF, como ha permitido en el pasado, estará disponible para recibir a los legisladores para que puedan realizar sus informes sobre nuestras importantes funciones”, dijo Méndez en un comunicado.

El pasado 20 de julio los integrantes de las comisiones de Salud y Seguridad Pública de la Cámara realizaron una vista ocular a puerta cerrada e intentaron inspeccionar los vagones que almacenan cadáveres, pero la administración de Ciencias Forenses no lo permitió, incluso después de la salida de miembros de la prensa.

En ese momento, alegaron que dicha acción ponía en riesgo la acreditación de dicha instrumentalidad.

La visita de los representantes se llevó a cabo luego de varios reportes de malos olores que emanan de las instalaciones donde se guardan los cadáveres.


💬Ver 0 comentarios