Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La sentencia se llevó a cabo en el Tribunal de Primera Instancia de Mayagüez (horizontal-x3)
La sentencia se llevó a cabo en el Tribunal de Primera Instancia de Mayagüez. (GFR Media)

Un jurado encontró culpable ayer, viernes, a Guillermo Cummings Irizarry, de 57 años, por el asesinato Maritza Rodríguez Morales, la enfermera que lo cuidaba en su hogar en Sabana Grande. 

Los hechos fueron ocurrieron el 9 de mayo de 2017. 

La secretaria del Departamento de Justicia, Wanda Vázquez Garced, informó que la Fiscalía de Mayagüez logró la convicción del responsable del crimen. 

El veredicto de culpabilidad del jurado fue unánime por asesinato en primer grado y por mayoría por tres cargos por destrucción de evidencia. 

La fiscalía presentó la prueba, que contó con 19 testigos, ante el jurado y la jueza Legna González García del Tribunal de Primera Instancia de  Mayagüez.

Entretanto, la lectura de sentencia fue programa para julio. El hombre se expone a una pena de 99 años de cárcel por el asesinato en primer grado y tres años por cada cargo por destrucción de evidencia.

Según la prueba que desfiló en sala, el convicto ordenó a su hijo, Guillermo Cummings Vélez, de 22 años, a estrangular a la joven madre de un hijo de cinco años y luego planificó deshacerse del cuerpo en un río entre Hormigueros y Cabo Rojo.

El joven y su pareja, Yamaris Lugo Rivera, también fueron acusados por estos hechos. Cummings Vélez fue sentenciado a 74 años de cárcel, mientras que Lugo Rivera será sentenciada próximamente tras declararse culpable por asesinato en primer grado bajo la modalidad de cooperadora. 

"Esperamos que estas convicciones traigan un poco de paz y tranquilidad a la familia, para que puedan cerrar este doloro capítulo", afirmó Vázquez Garced. 


💬Ver 0 comentarios