Ahsha Tribble fue acusada y arrestada por fraude a los fondos de desastres del huracán María, en un esquema vinculado a los contratos entre la AEE y la empresa Cobra Acquisitions (Gerald López Cepero)

Ahsha Tribble, la exfuncionaria de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) acusada por fraude a fondos federales asignados a Puerto Rico tras el paso del huracán María, se declaró ayer no culpable durante una vista  en el Tribunal Federal, en Hato Rey.

Tribble enfrenta hasta 30 años de cárcel y hasta cinco de libertad supervisada. En la sala, previo al inicio de la vista, el abogado de la acusada, Juan Acevedo Cruz, se acercó al fiscal federal a cargo del caso, Seth Erbe, e hizo referencia al acuerdo reciente entre la Fiscalía y el exsecretario de Recreación y Deportes, Ramón Orta Rodríguez. El fiscal Erbe no respondió. 

Orta Rodríguez se declaró culpable, el martes, pero con el acuerdo alcanzado le fueron desestimados 22 de 23 cargos por corrupción que enfrentaba, y  solo cumpliría un máximo de 18 meses de cárcel.  

La exfuncionaria de FEMA enfrenta 10 cargos por fraude a los fondos de desastres, conspiración para cometer soborno, fraude electrónico y violaciones al Travel Act. Tribble permanecerá en libertad condicionada a la espera de juicio, y será supervisada por el distrito central del estado de Florida.

La magistrada Silvia Carreño le fijó una fianza de $10,000. A la acusada, además, se le retuvo el pasaporte, pero podrá viajar entre Florida, Georgia, Nueva York, Washington D.C. y Puerto Rico. 

Tribble, quien llegó acompañada por Acevedo Cruz y por su también  abogada  Deana Timberlake,   no emitió comentarios mientras caminaba hacia el interior del Tribunal. Las autoridades federales la detuvieron inicialmente, el pasado 10 de septiembre, en Florida, tras ser acusada por un gran jurado. El juez Francisco Besosa había ordenado su comparecencia, no más tarde del 4 de octubre.

La acusación está vinculada a los contratos otorgados por la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) a la empresa Cobra Acquisitions, LLC, para la reparación del sistema eléctrico de la isla tras el azote de los huracanes Irma y María. Dicha compañía obtuvo dos contratos que ascendieron a $1,900 millones entre 2017 y 2019, de los que la AEE ha pagado $1,100   millones. Otras facturas se detuvieron, luego que FEMA detuviera los reembolsos, indicó en declaraciones previas el director ejecutivo de la AEE, José Ortiz.

Tribble, entonces administradora alterna de la región II de FEMA y asignada a la emergencia en Puerto Rico, fue separada de su cargo en mayo, cuando hubo alegaciones sobre su presunta colaboración con Cobra.

Además de ella, fueron arrestados Donald Keith Ellison, presidente de Cobra hasta junio de 2019, y Jovanda R. Patterson, entonces subjefa de personal de FEMA. Tanto Ellison como Patterson ya comparecieron previamente ante el Tribunal.

De acuerdo con la acusación, los imputados intentaron u ocultaron   sus acciones comunicándose a través de cuentas de correo electrónico privadas, el número de teléfono privado de Tribble, iMessages de Apple, mensajes de texto SMS y fotografías, en lugar de hacerlo a través de la cuenta de correo electrónico de FEMA de Tribble o el teléfono celular de la agencia federal. 

A cambio de su colaboración, Ellison presuntamente compensó a Tribble con regalos como un viaje en helicóptero sobre Puerto Rico en febrero de 2018, acceso y uso de un apartamento en San Juan, la ayudó a conseguir un lugar donde vivir en Nueva York en febrero del mismo año, pasajes para viajar a destinos como Orlando en julio de 2018 y Washington D.C. en noviembre de 2018.

Además, Tribble recibió boletos en primera clase de San Juan a Nueva York en septiembre de 2018; estadías en hoteles en Fort Lauderdale y Charlotte, en julio y noviembre de 2018, respectivamente; acceso a una tarjeta de crédito de Ellison; y negoció y concretó la contratación de Patterson en Cobra Energy.

Según la acusación, Tribble ejercía presión sobre los ejecutivos de la AEE, influyó y aprovechó cualquier oportunidad para beneficiar a la empresa.

Por ejemplo, tras la explosión de la subestación de Monacillos en San Juan, en febrero de 2018, la exfuncionaria federal presuntamente presionó a los ejecutivos de la AEE con el fin de que utilizara a empleados de Cobra para la reparación, a pesar de que los funcionarios de la AEE insistieron supuestamente en que se utilizara a los empleados estatales.

Asimismo, Tribble le proporcionaba información a Ellison sobre la AEE que obtenía por su posición oficial, a cambio regalos de alto valor adquisitivo.


💬Ver 0 comentarios