Personal de la compañía Cobra realiza trabajos de reparación del tendido eléctrico en el 2017. (GFR Media)

La ex subjefa de personal de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencia (FEMA, en inglés) en San Juan Jovanda Patterson se declaró hoy, miércoles, no culpable de los delitos de fraude electrónico y cometer actos que afectan un interés financiero personal.

Patterson está acusada como parte del alegado esquema de fraude en el que también enfrentan cargos la ex administradora de la región II de FEMA, Ahsha Nateef Tribble y el expresidente de Cobra Acquisitions LLC, Donald Keith Ellison.

Ellison también se declaró no culpable de los delitos de corrupción que se le imputan relacionados a $1,800 millones en contratos con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), según la minuta que entró hoy el Tribunal federal.

El empresario acudió a vista judicial el pasado lunes, 23 de septiembre, pero no fue hasta hoy, miércoles, que el tribunal federal entró la minuta al sistema. De hecho, el juez Francisco Besosa emitió una orden ese mismo día para requerir su comparecencia y la de las dos exempleadas de FEMA acusadas en este caso.

Besosa les otorgó a Ellison y a Patterson hasta este viernes para comparecer al tribunal. Sin embargo, Tribble tendrá hasta el viernes, 4 de octubre, debido a que su abogado Juan Ramón Acevedo estará fuera de Puerto Rico esta semana.

Ellison renunció a la lectura de la acusación y se declaró inocente de todos los cargos en su contra. El expresidente de Cobra está acusado por conspirar para cometer soborno, declaraciones falsas, fraude electrónico de servicios honestos y fraude con los fondos de recuperación del desastre por el huracán María.

En cuanto a la fianza, la defensa solicitó modificaciones a las condiciones de liberación del acusado sin la oposición del gobierno. Después de haber escuchado a las partes, el tribunal otorgó una fianza por un monto de $500,000 sin garantía, el demandado podrá buscar empleo y tratamiento de salud mental si es necesario.

Patterson tendrá que pagar una fianza de $10,000 sin garantías.

Su abogado, Timothy Belevetz, del bufete Ice Miller LLP, pidió modificar las condiciones de libertad bajo fianza a los efectos de que se le permita viajar al interior de Estados Unidos para propósitos de su trabajo en Cobra. Esa petición fue acogida por el magistrado Marcos E. López, quien sin embargo advirtió que si no es por razones de trabajo, sólo está permitida a viajar dentro de Georgia, su estado de residencia, y Puerto Rico.

López concedió al gobierno siete días para presentar el descubrimiento de prueba y a la defensa 14 días después para presentar las mociones, a menos que una orden del juez de distrito establezca lo contrario.

De la acusación se desprende que, a cambio de su colaboración, Ellison compensó a Tribble con regalos como un viaje en helicóptero sobre Puerto Rico, acceso y uso de un apartamento en San Juan, la ayudó a conseguir un lugar donde vivir en Nueva York, pasajes para viajar a destinos como Orlando y Washington D.C..

Además, Tribble recibió boletos en primera clase de San Juan a Nueva York, estadías en hoteles en Fort Lauderdale y Charlotte, acceso a una tarjeta de crédito de Ellison y negoció y concretó la contratación de Patterson en Cobra Energy, según fiscalía federal.

El arresto de Tribble se diligenció en Florida, el de Ellison en Oklahoma y el de de Patterson en California.   


💬Ver 0 comentarios