Áurea Vázquez Rijos (semisquare-x3)
Áurea Vázquez Rijos. (GFR Media)

Como primer testigo de la fiscalía federal en el juicio por el asesinato de Adam Anghan, el abogado criminalista Edwin Prado sorprendió hoy con una versión hasta ahora desconocida públicamente sobre el caso.

Prado había preparado las capitulaciones 18 de marzo de 2005 para el casamiento de Anhang con Áurea Vázquez Rijos.

En su deposición, Prado declaró que unas semanas después de completar las capitulaciones, Anhang se presentó repentinamente en su oficina diciendo que quería divorciarse.

El abogado añadió que dos meses después de haber preparado el acuerdo prenupcial, Vázquez rijos se presentó a su oficina “sin avisar”.

A preguntas del fiscal federal José Ruiz, Prado indicó que Vázquez Rijos “me dijo que un abogado, que no mencionó quién era, le aconsejó que ella estaría mejor con Adam muerto que vivo, según el acuerdo prenupcial”.

Prado dijo que al principio pensaba que estaba Vázquez Rijos estaba bromeando, pero que luego recordó las palabras de Anhang, en el momento en que estaban completando el acuerdo prenupcial, cuando el canadiense le instruyó a dejar el lenguaje del acuerdo para le corresponidera como viuda lo que establecen las leyes de Puerto Rico.

Quedó dispuesto que, como viuda, Vázquez Rijos recibiría un tercio de la fortuna de Anhang, lo que representa $8 millones de los $24 millones en que estaba estimada, según informó el mismo empresario.

“Le dije (a Vázquez Rijos): ‘Sabes qué, quizás sí estás mejor con él muerto’, pensando que ella estaba bromeando”, declaró Prado.

Entonces, Prado dijo que “ella me preguntó: ‘¿Conoces a alguien que pueda hacer ese trabajo?’ Yo le dije: ‘Estás loca, yo no conozco ese tipo de gente’. Ella me dijo: ‘los cantantes que representas deben conocer a alguien’. Le dije que no conocía a nadie”.

A preguntas del fiscal Ruiz, Prado dijo que entendía que las expresiones de Vázquez Rijos se referían a buscar a alguien para asesinar a Anhang.

Luego, el abogado de la defensa Francisco Adams intentó de poner en duda la veracidad del testimonio de Prado.

Ante sus preguntas, Prado admitió que nadie más estuvo presente en esa conversación y que no se lo comunicó a nadie inmediatamente.

Adams también lo llevó a reconocer que no se lo dijo al mismo Anhang ni sus amigos, tampoco a la Policía ni a otras autoridades estatales ni federales.

Igualmente tuvo que confirmar que no lo planteó durante su deposición relacionada a la demanda que sometió Vázquez Rijos en el 2007 para pedirle a la familia de su esposo que le dieran la parte que le correspondía de su fortuna.

Preguntado por Adams, Prado señaló que no se lo dijo a nadie hasta el 2013, cuando fue entrevistado por laentonces fiscal federal María Domínguez.

Luego, a preguntas del fiscal Ruiz, Prado pudo abundar en que después del asesinato notificó a nadie de la información que tenía por que tenía “la impresión” de que era objeto de la investigación del asesinato, pues habían pasado varias semanas y nadie de la Policía lo había llamado para entrevistarlo.

Explicó que, después que Domínguez le dijo en el 2013 que no estaba siendo investigado, informó todo lo que sabía.

Vázquez Rijos está acusada junto con su hermana, Marcia Vázquez Rijos, y su excuñado, José Ferrer Sosa de conspirar para contratar a Alex Pabón Colón para que asesinara a Anhang.

Pabón Colón confesó ser el asesino y alegó haber sido contratado por Áurea, Marcia y Ferrer Sosa para cometer el crimen.


💬Ver 0 comentarios