(semisquare-x3)
(GFR Media)

El Club Gallístico de Puerto Rico presentó hoy una demanda en el Tribunal federal de San Juan contra el gobierno de Estados Unidos por la prohibición de las peleas de gallos.

El recurso indica que los demandantes han recibido daños y continúan amenazados por la eliminación de este deporte a través de una ley agrícola de finales del año pasado.

Según el gobierno de Puerto Rico, la industria de las peleas de gallos tiene un impacto de $18 millones en la economía de Puerto Rico y genera 27,000 empleos directos e indirectos.

Los demandantes -Luis Joel Barreto Barreto, Faustino Rosario Rodríguez, Carlos Qiñones Figueroa y Nydia Mercedes Hernández- establece que esta eliminación y criminalización es inconstitucional y añade que las peleas de gallos son parte de la cultura puertorriqueña.

La demanda busca que se declare que la sección de la ley sobre prohibición de estas peleas es inconstitucional y que se prohíba la imposición de penalidades para obligar la implementación de las enmiendas a la ley de protección de animales que eliminan y criminalizan las peleas de gallos.

Además del gobierno de Estados Unidos, como demandados aparecen el secretario de Agricultura Sony Purdue, el Departamento de Justicia, y William Barr como fiscal general de Estados Unidos.


💬Ver 0 comentarios