Hilton Cordero saldría esta tarde de la institución 501 del Complejo Correccional de Bayamón. (GFR Media)

El excomisionado de la Policía Municipal de San Juan Hilton Cordero fue puesto en libertad hoy, lunes, cerca de las 4:00 p.m., luego que el Tribunal de Carolina validara que cumplió las sentencias que les fueron impuestas por cargos relacionados a pornografía infantil.

El licenciado Edwin Castro, abogado de Cordero, había sometido una moción de hábeas corpus, solicitando que se le permitiera salir de prisión.

Castro indicó que durante una vista esta mañana en el Tribunal de Carolina pudieron probar que había agotado la sentencia.

“Es que la administración del Departamento de Corrección no estaba computando el término que se consideraba prisión preventiva a nivel estatal”, sostuvo Castro.

“Se le aclaró (al tribunal) que se había cancelado la supervisión por los delitos que eran diferidos por la Oficina de Servicios con Antelación a Juicio (OSAJ) cuando fue arrestado por los federales”, agregó.

La cancelación de la supervisión de OSAJ ocurrió en diciembre de 2011, cuando fue acusado por un Gran Jurado federal con 22 cargos relacionados a producción y posesión de pornografía infantil. 

En noviembre de 2013, el juez federal Gustavo Gelpí sentenció a Cordero a cumplir diez años en prisión.

Luego, en enero de 2014, el Tribunal de Primera Instancia de Carolina sentenció a Cordero a ocho años de prisión, por lo que no añadía tiempo adicional a la pena federal.

Contando el tiempo que llevaba sumariado desde que fue arrestado en el 2011, Castro explicó que Cordero completó la sentencia estatal en abril de este año, mientras que agotó la federal el pasado 11 de septiembre.

El abogado indicó que la sentencia federal de 10 años se redujo a poco más de ocho años en agosto pasado cuando hizo alegación de culpabilidad por un cargo de pornografía infantil que quedó después de que prosperaran apelaciones que había sometido en Boston para supresión de evidencia.

Según Castro, a los 104 meses se le añadió un crédito por buen comportamiento, por lo que quedó dentro del tiempo que ya estaba cumpliendo.

Al salir de la cárcel 501 del complejo correccional de Bayamón, Cordero comenzó a cumplir 12 años de libertad supervisada y quedó inscrito en el Registro de Ofensores Sexuales.

“Ya cumplió la totalidad de sus sentencias. Ya pagó con la sociedad. No le queda nada por cumplir. Está feliz por salir a la libre comunidad”, sostuvo Castro.

“(Cordero) está consciente de que cometió errores. Entiende que cumplió por el error que cometió”, afirmó.

Según el contenido del pliego acusatorio, la víctima, que tenía 15 años al momento de ocurrir los hechos en el 2005, "fue empleada, utilizada, persuadida, inducida, incitada y coaccionada" por Cordero "a participar en una conducta sexualmente explícita, a la exposición lujuriosa de las áreas genitales y la realización de actos sexuales”, con el fin de producir imágenes fotográficas que almacenó en un disco duro para computadoras.


💬Ver 0 comentarios