Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (semisquare-x3)
La juramentación supuso el primer acto público de Maite Oronoz Rodríguez luego de su nominación para presidir la curia. (Teresa Canino)

Al tomar juramento este miércoles a un grupo de nuevos abogados y abogadas, la jueza presidenta interina del Tribunal Supremo, Anabelle Rodríguez Rodríguez, los invitó a indignarse ante la desigualdad y la injusticia, citando el tratado sobre la indignación del escritor germano francés Stéphane Hesse.

“Que ese motivo de indignación sea, además, un catalítico para la acción concertada de una generación que se encuentra indudablemente en la coyuntura más difícil de nuestra historia como País desde los años treinta”, puntualizó.

Apoyada en las palabras del abogado y filósofo francés Charles Louis de Secondat, Barón de Montesquieu, Rodríguez Rodríguez también recordó que la libertad de una civilización se mide por la libertad de sus mujeres.

“Y la libertad, así como la lucha por la igualdad, requiere de nuestro mimo, protección y defensa”, afirmó la jueza durante una sesión especial del Tribunal Supremo en el Centro de Bellas Artes de Guaynabo.

“Como dije, nada en la historia es irreversible, nada permanece. Baste solo recordar el más grande de los imperios, el Imperio Romano; más de mil años de historia continua. Los romanos pensaban que serían para siempre. La historia nos sorprende”, agregó.

Atentos, los 235 nuevos letrados escucharon a la jurista disertar sobre la inteligencia, desde la perspectiva del escritor y filósofo portugués Fernando Pessoa, y resaltar la importancia de la justicia sensible parafraseando las palabras de la jueza asociada Maite Oronoz Rodríguez la semana pasada, durante su designación como jueza presidenta del máximo foro judicial del país.

Como parte de su alocución, Rodríguez Rodríguez convocó a los abogados y abogadas a estar alertas a los “ciclos fanáticos” y a luchar por los derechos y las libertades que preciamos como sociedad.

“Los invito pues, a que con inteligencia crítica construyan, relaboren, repiensen, restituyan e igualmente, que protejan y resguarden aquello que nos hace más libre. Solo así honrarán el juramento que han tomado”, matizó Rodríguez Rodríguez en su primera juramentación como jueza presidenta

Al finalizar su mensaje, aprovechó la ocasión para despedir a la secretaria del Tribunal Supremo, Ileana Oquendo Graulau, quien deja el cargo para ocupar un puesto de jueza superior.

Ante el reconocimiento, Oquendo Graulau agradeció la confianza depositada en su persona “aún con el cambio de composición del tribunal”, en referencia a la fractura ideológica que existe entre los jueces que componen el Tribunal Supremo.

Durante la ceremonia, que constituyó el primer acto público de Oronoz Rodríguez luego de su nominación para presidir la curia, participaron los ocho jueces asociados del Supremo. Además de Oronoz Rodríguez y la jueza presidenta interina, nombradas por gobernadores estadolibrista, asistieron los jueces asociados Mildred Pabón Charneco, Rafael Martínez Torres, Erick Kolthoff Caraballo, Luis Estrella Martínez, Edgardo Rivera García y Roberto Feliberti Cintrón, designados por el exgobernador estadista Luis Fortuño. 


💬Ver 0 comentarios