Isoel Sánchez (derecha) se declarará culpable de delitos relacionados a corrupción vinculados al contrato que su compañía Global Instant Consulting Group tenía con el Senado. (Suministrada)

El exlíder de la Juventud del Partido Nuevo Progresista (PNP) y excontratista de la Asamblea Legislativa, Isoel Sánchez Santiago, y su pareja Chrystal Robles Báez se declararán culpables de delitos relacionados a corrupción vinculados al contrato que su compañía Global Instant Consulting Group tenía con el Senado, según le informaron sus abogados al juez federal Francisco Besosa.

La información se desprende del expediente digital del caso que muestra que hubo una vista privada sobre los procedimientos en la que los abogados de defensa Jason González y Melanie Carrillo informaron al juez sobre el acuerdo llegado con la fiscalía federal, representada por el fiscal Timothy Henwood.

El jueves 8 de agosto se celebrará una vista a las 9:00 de la mañana en el Tribunal Federal sobre el cambio de alegación, que originalmente fue de no culpabilidad.

Hasta ahora, el exdirector de la Oficina de asuntos Gubernamentales del Senado y expresidente de la Legislatura Municipal de Bayamón, Ángel Figueroa Cruz, mantiene su alegación de no culpable y enfrentará juicio

Los tres acusados fueron arrestados el pasado 30 de mayo por imputaciones de conspirar para que la empresa Global Instant Consulting Group, presuntamente, facturara al Senado por servicios no realizados. El trío está en libertad bajo fianza desde el día de su arresto. 

Estas acusaciones están asociadas a la investigación sobre los contratos fantasmas en el Capitolio que se comenzó a destapar el año pasado y que provocaron la renuncia del entonces representante del distrito de Humacao, Samuel Pagán. 

El 1 de enero de 2017, Robles Báez y Sánchez Santiago registraron, respectivamente, las empresas Global e International Legislative and Government Consulting Group.

Global obtuvo dos contratos con el Senado para dar servicios a la Oficina de Asuntos Gubernamentales, que está adscrita a la presidencia del Senado. La firma facturaba hasta $3,500 al mes. 

Mientras que International mantuvo acuerdos con la Cámara de Representantes, para ofrecer servicios en la oficina del exrepresentante Pagán. La facturación podía alcanzar hasta $15,000 mensuales. 

Aunque las denuncias de presuntas irregularidades surgieron por voz de un exempleado de Pagán, los cargos presentados por la fiscalía federal solo están relacionados a los servicios prestados en la Oficina de Asuntos Gubernamentales del Senado, donde también laboraba la esposa del exlegislador, Nancy Malavé Toro.


💬Ver 0 comentarios