Héctor O'Neill al entrar a la sala del Tribunal de Primera Instancia de Bayamón. (semisquare-x3)
Héctor O'Neill al entrar a la sala del Tribunal de Primera Instancia de Bayamón. (Juan Luis Martínez)

La jueza del Tribunal de Primera Instancia de Bayamón María Trigo Ferraiuoli repautó para el jueves 28 de febrero la vista de estado de procedimiento contra el exalcalde de Guaynabo Héctor O’Neill, quien está acusado de acoso sexual.

Esto porque aún está pendiente una determinación del Tribunal Supremo,

“Aún no tenemos jurisdicción del caso”, dijo la jueza en una breve vista de status en la sala 606 del tribunal.

Recordó que el abogado del exfuncionario, Harry Padilla, acudió al Tribunal de Apelaciones para pedir que las acusaciones se viesen por separado. Las acusaciones provienen de dos mujeres que fueron empleadas municipales mientras O’Neill era alcalde y que le imputan el acoso sexual.

El pasado 21 de diciembre el Tribunal Apelativo revocó a la jueza Ferraiuoli, quien había denegado la separación de los casos.

El fiscal especial independiente Guillermo Garau y la fiscal delegada, Leticia Pabón, acudieron el 4 de enero de este año en alzada al Tribunal Supremo, que aún no ha tomado una determinación.

“La tendencia de toda la jurisprudencia es que favorece la consolidación. Tenemos el caso de dos víctimas, que son similares y que establecen un patrón. La jurisprudencia, con todo el respeto que le tenemos al Apelativo, entiendo que fue erróneo”, dijo Grau a su salida de la sala.

Mientras que Padilla se mostró confiado en el que el máximo foro judicial mantendrá la determinación del Apelativo.

O’Neill, de 73 años, llegó al tribunal acompañado de Padilla y, como de costumbre, no hizo declaraciones a la prensa.

El exalcalde enfrenta siete cargos que enfrenta incluyen violar la Ley 54 -en su modalidad de maltrato y agresión sexual-, violación a la Ley de Ética Gubernamental por aprovechamiento de su posición para obtener beneficio sexual, entre otros. También enfrenta dos cargos menos graves de exposición deshonesta y acoso sexual, por lo que podría recibir una condena de al menos 25 años de cárcel.


💬Ver 0 comentarios