(GFR Media) (semisquare-x3)
(GFR Media)

El juez federal Gustavo Gelpí pidió hoy a la Junta de Supervisión Fiscal y al gobierno de Puerto Rico a llegar a un acuerdo para que en febrero de 2019 pueda comenzar la primera clase de cadetes de nuevos policías.

“Se le urge a las ramas electas de Puerto Rico y su Junta Fiscal a discutir y alcanzar consenso en este asunto, así como a los demás asuntos fiscales relacionados al Acuerdo y el Proceso de la Reforma (de la Policía), de manera que se eviten procedimientos adicionales ante el tribunal, que está bien consciente de la situación económica”, indicó Gelpí.

La inclusión de la Junta surgió en una enmienda a una orden que había publicado más temprano, en la que daba instrucciones para que la Academia de la Policía comience a preparar nuevos oficiales de la Uniformada a partir de febrero próximo, casi cuatro años después de la última vez que se graduaron policías estatales.

La orden indica que “es imperativo que la nueva clase de la Academia comience en la fecha fijada de 2019, establecida por el tribunal en la última vista de estatus”.

“Una matrícula total no es tan importante como el comienzo y la fluidez de la nueva clase”, sostuvo el juez. “La última clase integrada mayormente por oficiales de la Policía de Puerto Rico concluyó en el 2015”.

“La nueva clase de la Academia le proveerá integridad y sobretodo eficiencia a la Policía de Puerto Rico, así como más seguridad y cuidado a los ciudadanos de Estados Unidos y otros residentes de Puerto Rico”, agregó.

En días pasados, en una reunión con senadores, ante cuestionamientos por los recortes al presupuesto de la Policía que alcanzan sobre $30 millones, la directora de la Junta, Natalie Jaresko, planteó contestó que la alternativa era pasar esos recortes a otras áreas del presupuesto gubernamental.

En reacción a la orden del juez, el comisionado de la Policía, Henry Escalera, señaló que estaban de acuerdo, pero que necesitaban flexibilidad en el presupuesto de parte de la Junta.

“Siempre hemos estado de acuerdo con la necesidad de reclutar más policías. Ahora, es importante indicar que ante la situación fiscal que atraviesa Puerto Rico y los controles fiscales impuestos por la Junta de Supervisión Fiscal, el cumplir con la directriz emitida no depende solo del gobierno de Puerto Rico”, indicó Escalera en declaraciones escritas.

"Hay que tener una conversación con la Junta de Supervisión Fiscal para garantizar la flexibilidad presupuestaria que nos permita establecer el mecanismo de adiestramiento y poder conformar una academia. Es la única manera de poner a la Policía en posición de cumplir con la Orden Emitida hoy", añadió.

La orden de Gelpí, a través del expediente electrónico del caso de la Reforma de la Policía, ocurre unos días después de una reunión entre funcionarios del Gobierno de Puerto Rico con el monitor federal Arnaldo Claudio y un representante del Departamento de Justicia federal.

Según informó el gobierno en una moción esta semana, en la reunión se discutió el proceso de privatización de la Academia de la Policía mediante una alianza público-privada (APP).

Personal de la Autoridad de las APP explicó a las partes involucradas en la Reforma de la Policía “paso a paso” cuál es el “proceso para que una Alianza Público Privada opere la Academia”, según la moción sometida por la secretaria del Departamento de Justicia de Puerto Rico, Wanda Vázquez.

Se les informó que el primer paso oficial es la publicación de un “estudio de deseabilidad y conveniencia” para determinar si la Autoridad “comienza el proceso de adquisición”.

Al momento, el Gobierno evalúa una “propuesta no solicitada” del Sistema Universitario Ana G. Méndez (SUAGM) para operar la Academia de la Policía mediante una APP.

Por su parte, el secretario del Departamento de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, dijo el miércoles que todavía no se tiene un estimado de para cuándo podría completarse el proceso de privatización, pues al cabo del estudio de viabilidad se comenzará una etapa de solicitud formal de propuestas a cualquier entidad que quiera competir por el contrato.

No obstante, destacó que “no tengo que esperar a una APP para hacer una academia (graduar cadetes)”.

Pero, dijo que para llevar a cabo una nueva clase de cadetes “hay muchos ‘ifs’… si hay candidatos, si hay dinero para cadetes y una serie de interrogantes”.

“Tengo los dedos cruzados, pero hay muchas cosas que no controlamos”, agregó el funcionario, en referencia al presupuesto que enfrenta recortes por la Junta de Supervisión Fiscal.


💬Ver 0 comentarios