Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
En la foto, el expresidente de la UPR Uroyoán Walker y el exrector Carlos Severino. (GFR Media)

Un juez de Tribunal de San Juan determinó que el caso que se sigue contra el expresidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Uroyoán Walker Ramos, y el exrector del recinto de Río Piedras, Carlos Severino, continuará su curso, luego de declarar no ha lugar las mociones de desestimación radicadas por la defensa.

Asimismo, el juez Rafael Taboas Dávila sostuvo que no se separarán los casos contra ambos académicos y estos continuarán viéndose en conjunto, a pesar de que la defensa de Severino argumentó que Walker podría prestar un testimonio que favorecería al exrector.

Walker y Severino enfrentan cargos por las presuntas irregularidades en el otorgamiento de becas presidenciales en la UPR para el año académico 2015. En diciembre pasado, una jueza encontró causa para arresto contra los funcionarios por violaciones a la Ley de Ética Gubernamental luego que una investigación del Panel del Fiscal Especial Independiente (FEI) concluyera que utilizaron sus puestos para beneficiar a personas privadas.

Los abogados de Walker y Severino argumentaron que el Panel del FEI habría incumplido con los términos establecidos por ley para completar su investigación y que se establecieron prórrogas de forma irregular. Esto “puso a ambos acusados en estado de indefensión”, por lo cual se solicitó la desestimación del pleito. 

Walker además argumentó que el Departamento de Justicia incumplió con los términos para realizar una investigación en su contra. El juez Taboas Dávila sostuvo este reclamo al señalar que la pesquisa fue detenida durante el proceso electoral de 2016 y la transición de gobierno, pero indicó que esto solo tuvo el efecto de hacer que Justicia perdiera jurisdicción para investigar y no incide sobre el trabajo del FEI.

En cuanto al tiempo concedido al FEI para completar las pesquisas, el juez señaló que la ley confiere 180 días en total, así como un término final adicional de 30 días. En el caso de la investigación contra Severino, el juez aseguró que la investigación solo tomó 175 días ya que no se pueden tomar en cuenta los días en los que la Oficina de Panel del FEI suspendió sus labores a causa del paso de los huracanes Irma y María. No se precisa cuántos días tomó la investigación contra Walker, pero el togado informó que no superó los términos concedidos por ley.

El juez sustentó su determinación en una sentencia del Tribunal Supremo emitida en abril, en la cual el máximo foro judicial concluyó que “un sujeto investigado por la comisión de un delito puede ser encausado en cualquier momento”. 

El abogado de Severino, Harry Anduze, indicó que aún evalúan la decisión del tribunal para poder determinarán si acudirán al Tribunal de Apelaciones.

“Naturalmente estamos muy decepcionados con la determinación del tribunal, pero entendemos que la decisión (…) es equivocada”, expresó Anduze.


💬Ver 0 comentarios