El juez federal Gustavo Gelpí (semisquare-x3)
El juez federal Gustavo Gelpí. (GFR Media)

El plan del Negociado de la Policía para atender este año la situación de “salud mental y violencia doméstica” en la Uniformada figura en la lista de temas para atender en la próxima vista de la Reforma de la Policía.

Así lo ordenó hoy el juez Gustavo Gelpí, al enumerar una lista de tres puntos que encabezarán la agenda de la próxima vista, cuya fecha quedó pendiente para determinarse más adelante.

La orden surge un día después de que un agente de la Policía protagonizara un incidente con rehenes en una institución financiera en Guaynabo.

Gabriel Hernández Jiménez, agente adscrito a la División de Tránsito, mantuvo como rehén a un empleado de mantenimiento en la cooperativa Caribe Federal Union.

Según las autoridades, el oficial llegó uniformado a la cooperativa en la mañana, estuvo varias horas en el lugar sin anunciar ningún asalto y en la tarde se desarrolló el incidente.

Sobre el posible motivo del Hernández Jiménez, el comisionado de la Policía, Henry Escalera, dijo ayer que lo único que se sabe es que quería “enviar un mensaje”, pero hoy todavía se desconocía qué era.

Sí se sabe que había estado fuera por licencia desde el 25 de diciembre a causa de una enfermedad que no había precisado y ayer se suponía que se reincorporara.

Escalera y el secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, han asegurado que la Policía cuenta con los servicios necesarios para ofrecer asistencia sicológica, pero desde hace tiempo la necesidad de más personal se ha discutido en varias instancias.

El tema también se ha discutido como parte de los casos de violencia de género que involucran a agentes de la Policía.

En el 2018 se refirieron 1,744 uniformados a la División de Sicología y Trabajo Social de la Policía, de los cuales 144 estaban relacionados con incidentes de violencia de género, incluyendo a los que han sido víctimas y alegados agresores. El año pasado tres mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas policías.

Esta situación también ha sido alertada por el monitor federal de la Policía, Arnaldo Claudio, como lo planteó en su cuarto y séptimo informe sobre el progreso de la Reforma de la Policía.

En la pasada vista de la Reforma de la Policía, el director de la División de Sicología y Trabajo Social de la Policía, Juan Carlos Centeno, dijo que, aunque habían aumentado de 13 a 15 la cantidad de sicólogos, todavía necesitaban al menos cinco sicólogos más para “cumplir con las evaluaciones periódicas de los oficiales”.

Centeno también aceptó que la cantidad de policías que se han ido de la agencia ha tenido un efecto en los que se queda, pues les añade “más presión y más trabajo”.

Señaló que comenzaron a ofrecer adiestramientos para identificar el “síndrome de quemazón y darles estrategias a los policías para trabajar con eso”. Dijo que, hasta ese momento - 6 de diciembre - se habían impactado 38% de los oficiales con esa iniciativa.

Centeno destacó que para el 2019 planifican comenzar una campaña para exhortar a familiares y vecinos de los oficiales para que se comuniquen con la agencia en caso de que observen alguna situación con el agente.

“Urjo a la policía”, manifestó Gelpí en la vista. “Los asuntos mentales se pueden atender, son importantes. Ha habido unos aumentos de casos que conocemos, pero los números deben ser más altos”.

Por otro lado, para la próxima vista, Gelpí ordenó que la Policía también provea una actualización detallada de lo abonado hasta el momento y el balance pendiente en relación con el pago de salario retroactivo, que ha causado polémica recientemente.

La deuda es de $360 millones. El mes pasado el gobierno anunció que comenzó el envío de pagos utilizando $122 millones destinado para esos fines en el plan fiscal.

En la vista, además, se tendrá que actualizar el avance en el área de sistemas de información tecnológica en la agencia.

“Hay sobre 30 áreas relacionadas a IT (sistemas de información) que faltan del periodo de capacitación. Esta, sin embargo, impactará otras áreas que ya están en la etapa de monitoreo. Así que un plan de IT comprensivo con una línea de tiempo expedita debe ser sometida por el Negociado de la Policía”, señaló Gelpí en su orden.

Asimismo, ordenó que las partes presenten sus recomendaciones al tribunal sobre las áreas en que el recién nombrado “comisionado especial”, Alejandro del Carmen, asistirá a la Policía.

Gelpí indicó que el tribunal está “inclinado” al menos a asignar el tema de los sistemas de información y la situación de salud mental y violencia de género.

De igual manera destacó que el equipo del monitor federal Arnaldo Claudio estará en Puerto Rico entre el 14 y el 18 de enero, con quienes deben reunirse los representantes de la Policía y el Departamento de Justicia de Puerto Rico.

La vista iba a ser el 17 de enero, pero Gelpí la dejó sin efectivo debido a que el cierre administrativo parcial del gobierno federal ha afectado las labores de la División Civil del Departamento de Justicia de Estados Unidos, que es parte en la Reforma de la Policía.


💬Ver 0 comentarios