Abraham Anhang, padre de la víctima, Adam Anhang, saluda a la jefa de la Fiscalía federal, Rosa Emilia Rodríguez. (GFR Media) (semisquare-x3)
Abraham Anhang, padre de la víctima, Adam Anhang, saluda a la jefa de la Fiscalía federal, Rosa Emilia Rodríguez. (GFR Media)

La defensa legal de Áurea Vázquez Rijos y su hermano, Charbel Vázquez Rijos, se opusieron a que el Tribunal Federal quite la restricción de acceso a varios documentos y órdenes judiciales como solicitó el miércoles Abraham Anhang, padre de la víctima, Adam Anhang.

Áurea fue declarada culpable por un jurado el pasado 3 de octubre ante la acusación de conspirar para el asesinato por encargo de su esposo, Adam Anhang. También fue convicta su hermana, Marcia Vázquez Rijos y su excuñado José Ferrer Sosa.

La licenciada Lydia Lizarribar, abogada de Áurea, se expresó en contra de la solicitud de Abraham porque su clienta “va a apelar el caso y la convicción”.

“Como todavía hay procedimientos, hay un interés en evitar cualquier tipo de publicidad que pueda afectar el mismo”, indicó la abogada.

“El juicio fue público y, de hecho, la parte que solicita las alegaciones del caso y documentos estuvo presente durante el mismo y, por eso, tiene conocimiento personal de los procedimientos”, agregó.

Mientras, el abogado de Charbel, Víctor Miranda, indicó que levantar la restricción afectaría la oportunidad de su cliente a tener un juicio justo, pues su caso es separado y está pendiente de verse en corte.

Charbel no fue acusado por la conspiración con sus hermanas. Actualmente, enfrenta cargos por mentir a un Gran Jurado federal.

“El caso contra Áurea Vázquez y los coacusados ha generado publicidad sustancial previa al juicio y sobre el juicio”, indicó Miranda. “Aún después del veredicto, este caso genera una cantidad excesiva de publicidad que continúa erosionando la probabilidad de que el acusado pueda tener un juicio justo”.

La moción de acceso a los documentos había sido sometida ayer por el licenciado Manuel San Juan, en representación de los padres de la víctima, Abraham Anhang y Bárbara Anhang.

“Durante el curso de los procedimientos, tanto (la Fiscalía de) Estados Unidos como la defensa han radicado con restricciones muchos alegatos”, sostienen los Anhang. “De igual manera, la corte ha emitido determinaciones cuyo acceso también está restringido, para que partes y el público en general no tengan acceso a los mismos”.

“Presumimos que esto se ha hecho para proteger la integridad de los procedimientos, y para evitar cualquier publicidad previa al juicio que pueda afectar los derechos de los acusados a tener un juicio justo e imparcial”, agregó.

Los Anhang plantearon que ya se puede liberar el acceso, debido a que ya se emitió un veredicto.

Sustentan su petición con expresiones de diferentes tribunales federales, como la Corte de Apelaciones de Boston, en relación al derecho al acceso a documentos de procedimientos judiciales.

 “Ahora que el juicio ha concluido, ya no hay ninguna preocupación de que publicidad previa al juicio pueda afectar el derecho de los acusados a un juicio justo”, expusieron.

“Así que, a menos que haya alguna otra razón convincente para mantener la restricción en los documentos judiciales sometidos en este caso”, afirman, “solicitamos respetuosamente que los alegatos sellados sean liberados para que puedan ser vistos por el público general”.


💬Ver 0 comentarios