El fiscal Yamil Juarbe reacciona luego de que la defensa del acusado Jensen Medina Cardona pidió tiempo para analizar unos vídeos del día en que la joven fue asesinada.

La jueza María Rivera Corujo, que preside la vista preliminar contra Jensen Medina Cardona, recesó los trabajos en el Tribunal de Fajardo hasta el 11 y 12 de septiembre tras declarar ha lugar la moción presentada por la defensa para tener más tiempo de evaluar la evidencia.

Los abogados del imputado, cuyo semblante se mostraba bastante desmejorado, se refieren al pietaje de las cámaras de Villa Marina Boulevard que grabaron los hechos de la noche del 18 de agosto en el mencionado lugar y donde Arellys Mercado Ríos fue asesinada.

Sin embargo, el abogado Jorge Gordon, quien lideró la defensa del imputado durante el día de hoy, dijo que la evaluación del vídeo se sumaría al resto de las investigaciones que está desarrollando su oficina como parte del caso.

“Nosotros como cuestión de derecho nos opusimos a la entrega porque no le corresponde a la defensa tener el vídeo en esta etapa del proceso”, explicó el fiscal Yamil Juarbe a su salida de la sala 305. “Lo entregamos porque así desarticulamos cualquier duda o atisbo de que ese vídeo tenga prueba exculpatoria”.

El fiscal se refiere a la moción presentada por la defensa de Medina Cardona, el pasado 30 de agosto, en el que indicaron que la prueba muestra “las horas y minutos antes, durante y después de la muerte de Arellys” y que es “prueba exculpatoria” para su cliente.

De igual forma, en el documento presentado al Tribunal de Fajardo, los abogados del imputado señalaron que el susodicho pietaje muestra “que Arellys durante un tiempo razonable discutió con una persona que se encontraba en el área de cemento del muelle de Villa Marina Boulevard mientras esta se encontraba, un poco más abajo, en el área de madera del mismo muelle”.

La fiscalía, por su parte, se negó a brindar “declaraciones categóricas” sobre las expresiones de los abogados de defensa en la moción, aunque sí destacaron que la prueba es “totalmente inculpatoria” para Medina Cardona.

“Por las expresiones que leí en la moción debo entender que ellos (la defensa) no vieron el vídeo, porque si no estuviesen convencidos de que el vídeo es totalmente inculpatorio”, aseguró Juarbe a preguntas de la prensa.

“Estamos tan convencidos de que la prueba es tan inculpatoria que entregamos el vídeo”, añadió.

Por su parte, la familia de Mercado Ríos se expresaron pacientes y con tranquilidad ante la determinación de la jueza de posponer los procesos de la vista hasta la próxima semana.

“Estamos tranquilos y confiados en que se hará justicia porque ya se hizo justicia divina”, expresó Nilsa Ríos, madre de la infortunada.

“Confiamos plenamente en los fiscales y en el Señor. No tenemos ningún temor, allí murió una mujer especial, murió a Arellys y estamos confiados en el sistema de justicia”, aseveró Lee Meléndez, cuñado de Mercado Ríos.

Durante la vista, varios agentes de la División de Operaciones Tácticas de la Policía de Puerto Rico custodiaron las puertas de la sala 305 en el Tribunal de Fajardo.

Precisamente, a su llegada a sala Medina Cardona se encontraba esposado de manos y pies, y su semblante lucía notablemente desmejorado en comparación a la pasada vista de evaluación de aumento de fianza en su contra.

De otro lado, el fiscal Juarbe destacó que aún no dan con el paradero de la mujer que, presuntamente, acompañó a Medina Cardona la noche del 18 de agosto, pero sí aseguró que se mantiene bajo investigación.

Además de la evidencia documental y visual, según trascendió en la vista, el ministerio público tendría más de 15 testigos para sustentar la prueba entre los que se destacan oficiales de la Policía de Puerto Rico y patólogos del Negociado de Ciencias Forenses.

Contra Medina Cardona pesan un cargo por asesinato en primer grado y dos cargos por violación a la ley de armas.

El caso comenzó el pasado 21 de agosto cuando el imputado llegó hasta el Tribunal de Fajardo, acompañado de sus abogados, para comenzar el proceso de regla seis en su contra. En ese momento, quedó libre tras pagar la fianza de $300,000 impuesta por la jueza Irmarie Colón.

Posteriormente, el tribunal consideró una vista de evaluación de aumento de fianza y en la que la jueza Vanessa Hernández determinó imponer una fianza de $1,150,000 contra el imputado. Desde ese momento permanece encarcelado en el Complejo Correccional de Bayamón tras no poder pagar la fianza.

La vista preliminar continuará el próximo 11 y 12 de septiembre en el Tribunal de Fajardo.


💬Ver 0 comentarios