Evalúan el récord médico de Mireya María de Córdova, acusada por la tragedia de su mamá, quien tenía 89 años y sufría de Alzheimer.

La defensa de Mireya Córdova de Figueroa, acusada del asesinato de su madre paciente de alzheimer, solicitó hoy la posposición de la vista preliminar para evaluar el récord médico de su clienta y determinar si está apta para enfrentar el proceso criminal.

“Hay unos planteamientos en cuestión de salud mental que nosotros vamos a estar haciendo, obviamente hay unos récords (médicos) que tenemos que recopilar, hay unas mociones que tenemos que radicar a esos efectos y básicamente esa es la razón por la cual estamos pidiendo más tiempo”, dijo el licenciado Giovanni Canino.

Dijo que “en este momento” no han solicitado la evaluación del psicólogo del Estado, sino que contratarán a un perito para que haga el análisis clínico.

La mujer, quien el pasado 11 de abril asesinó a martillazos a su madre, permanece internada en Psiquiatría Forense. “En esta etapa todavía estamos evaluando. Obviamente, después de hablar con nuestra perita y reunirnos con ella más a fondo, podremos hacer un comentario sobre eso”, respondió Canino a preguntas de El Nuevo Día sobre si entendía que su cliente estaba apta para colaborar y reconocer el proceso que enfrenta.

La defensa podría solicitar -bajo la Regla 240 de Procedimiento Criminal- que su clienta sea evaluada por el psicólogo del Estado para determinar su procesabilidad.

Córdova de Figueroa llegó a la sala del juez Juan A. Frau Escudero, del Tribunal de San Juan, cerca de las 9:30 a.m. Lo hizo esposada de manos y pies y se sentó al lado derecho del estrado.  Por un momento, con su mirada, encontró a su hermano, Ricardo Córdova de Figueroa, quien estuvo presente durante los procedimientos.

Ricardo Córdova de Figueroa.

A su salida, el hombre se limitó a decir que como familia están “tranquilos”. Hoy fue la primera vez que Córdova de Figueroa ve a su hermana desde la fecha de los hechos. “No se lo deseo a nadie”, fue lo único que respondió.

Sobre si su hermana está apta para ser juzgada, no quiso hacer comentarios.

Fue la propia mujer quien el pasado 11 de abril llamó al Sistema de Emergencias 9-1-1 parea decir que había asesinado a su madre. En una entrevista concedida a Primera Hora, esta indicó estar “desesperada” y que “no veía salida”. Llevaba nueve años cuidando a su madre paciente de alzheimer.


💬Ver 0 comentarios