El Tribunal Federal en el Viejo San Juan (semisquare-x3)
El Tribunal Federal en el Viejo San Juan. (GFR Media)

La defensa de los acusados por la alegada conspiración para asesinar a Adam Anhang intentó detener hoy varias evidencias que solicitó presentar la fiscalía.

La discusión sobre los artículos y las bases legales para ser admitidos, así como la forma en que se le presentará al jurado, se extendió por dos horas, después del receso del almuerzo, y provocó que se terminaran los trabajos por el resto del día a eso de las 4:00 de la tarde.

La viuda de la víctima, Áurea Vázquez Rijos, está acusada de encabezar una conspiración junto con su hermana Marcia y su entonces cuñado, José Ferrer Sosa, para contratar a Alex Pabón Colón, para que asesinara a Anhang.

La principal objeción de los abogados de la defensa fue la petición de la fiscalía de que el juez le indicara al jurado que había tomado “conocimiento judicial” de que el testigo estrella y asesino confeso, Alex Pabón Colón, fue encontrado por la corte mentalmente capaz, según lo estableció cuando aceptó su alegación de culpabilidad.

En esencia, la oposición de la defensa se fundamentó en que si el juez Daniel Domínguez hace tal planteamiento al jurado, podría influenciarlo sobre el buen estado mental del testigo estrella de la fiscalía. Entonces, según reclamaron los abogados, afectaría sus esfuerzos de demostrarle al jurado que su salud mental no está bien.

La fiscalía, por su parte, argumentó que lo único que solicita es que le informe al jurado lo que sucedió al momento de que el tribunal aceptara la alegación de culpabilidad de Pabón Colón. 

Además, el fiscal Ruiz destacó que fue la misma defensa la que trajo como evidencia el acuerdo de cooperación que firmó el asesino confeso, como para resaltar los beneficios que tendría para posiblemente dar información falsa, además de que también le preguntaron por situaciones posteriores en la cárcel federal.

“Sería injusto que el jurado no sepa que fue encontrado mentalmente competente”, dijo Ruiz.

Después de un extenso debate, el juez Daniel Domínguez determinó que les leerá exactamente lo que dice el documento de 2008: “Diré que la corte lo encontró competente para declararse culpable”. 

El otro debate fue sobre la presentación de unas declaraciones que hizo el licenciado Nicolás Nogueras cuando era abogado de Áurea, en las que aludía a que Italia no tiene acuerdo de extradición con Estados Unidos cuando el acusado se expone a pena capital.

Encabezados por el abogado Francisco Adams, los abogados alegaban que no se debía presentar porque podría confundir al jurado por tratarse de expresiones de un abogado que ya no es parte del caso y que no necesariamente es correcto.

El Ministerio Público insistía en que se reconociera que en efecto es el marco legal, pero en medio de la discusión el juez llegó a preguntarle a los fiscales si pensaban sentar un abogado italiano para validar el estado de derecho sobre las extradiciones.

“¿O quieren ver este caso otra vez por no tener un abogado italiano?”, cuestionó Domínguez, aludiendo a lo que podría ser una revisión del caso en el foro de apelaciones.

Después de otra larga discusión, Domínguez determinó separar ambos asuntos: las declaraciones de Nogueras del reconocimiento legal de los acuerdos de extradición.

Dijo que por un lado informará al jurado la existencia del Artículo 13 del Acuerdo de Extradición de Estados Unidos con la Unión Europea, “que incluye a Italia, en el que se establece que cuando se trata de una ofensa que se puede castigar con la pena de muerte por el estado solicitante, pero no por el estado solicitado, puede dar la extradición bajo la condición de que no sea impuesta”.

En cuanto a Nogueras, dijo que avisará al jurado que “son declaraciones de un abogado, que no necesariamente son ciertas”.

Por otro lado, la abogada de Áurea, Lydia Lizarríbar, objetó que el tribunal “tomara conocimiento judicial” de las ubicaciones geográficas de Islas Canarias, Córcega y la ciudad marroquí de Tetuán, por entender que no tenía relevancia con el caso.

Por su parte, el fiscal Ruiz dijo que sí son importantes porque se presentarán como parte de sus alegaciones de que los acusados falsificaron documentos indicando que la familia de Áurea provenían de esos lugares en su intento de certificarse como perteneciente a la religión judía, tras la muerte de Anhang.

Al cabo de la jornada, las partes se quedaron reunidos para dilucidar si se admitirán unos correos electrónicos en los que la fiscalía alega que Áurea le escribió a un abogado en Israel supuestamente preguntando si Israel tenía acuerdo de extradición con Estados Unidos, pues en Italia - donde se encontraba - no se le aplicaba.

Ruiz dijo que era importante decidirlo hoy, pues mañana espera traer testigos que hablen sobre esos correos electrónicos.

De hecho, el fiscal dijo que para mañana podría finalizar la presentación de prueba en contra de los acusados. Estará por verse si dará tiempo, pues el juez dijo que acabará los trabajos a las 3:00 pm por una cita médica de uno de los jurados.


💬Ver 0 comentarios