Áurea Vázquez Rijos fue acusada por el asesinato de encargo de Adam Anhang en 2008. (semisquare-x3)
Áurea Vázquez Rijos fue acusada por el asesinato de encargo de Adam Anhang en 2008. (Luis Alcalá del Olmo)

La selección del jurado para el juicio por el “asesinato por encargo” del empresario canadiense Adam Anhang Uster entra hoy en su cuarto día sin señales de cuándo comenzará a conocerse en detalle la prueba que tienen las autoridades en contra de los coacusados Áurea Vázquez Rijos, Marcia Vázquez Rijos y José Ferrer Sosa.

El juez federal Daniel Domínguez continuó ayer en privado con las entrevistas individuales de los candidatos a integrar el jurado, y no ofreció ningún indicio sobre el estatus del procedimiento.

Su última instrucción en sala, el miércoles, fue para establecer que las entrevistas individuales serían en privado para evitar que otros candidatos fueran “contaminados”.

Poco antes, el juez también preguntó si alguien había tenido alguna relación de negocios con varias empresas que leyó de una lista. Ninguno de los candidatos alzó la mano.

Entre las compañías que mencionó, estaba Double Ventures, que figura incorporada por Anhang Uster, en el Departamento de Estado, en 2004.

Domínguez también preguntó por Laguna del Mar Princess y Regency Condado. La información de incorporación en el Departamento de Estado de ambas entidades -actualmente “disueltas”- incluye los nombres de Anhang Uster y Roberto Cacho, quien era amigo y socio de negocios del empresario canadiense.

¿Qué se sabe de la prueba?

Al desconocerse si ya están cerca de tener un jurado o si será necesario convocar otro panel, ayer todavía era incierta la fecha para el inicio del juicio que podría arrojar luz ante las dudas que persisten desde la noche de los hechos el 22 de septiembre de 2005, así como las preguntas que afloraron desde la acusación de Áurea en 2008, y de su hermana y excuñado cinco años después.

Sobre la evidencia de las autoridades en este caso, lo único concreto que se conoce es que hace 10 años Alex Pabón Colón, conocido como “El Loco”, le dijo al Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) que Áurea lo había contratado para asesinar a su esposo.

En una vista celebrada el 13 de junio de 2008, Pabón Colón se declaró culpable en corte abierta, donde se leyó parte de su declaración con un relato de cómo acabó con la vida de Anhang Uster, a cambio de $3 millones que -según alegó- le ofreció Áurea en una reunión el 21 de septiembre.

De acuerdo con el pliego acusatorio, ese día Anhang Uster había presentado una demanda para divorciarse de Áurea.

La otra referencia a la prueba de la fiscalía surgió en junio de 2013, durante la vista de causa para arresto contra Marcia y Ferrer Sosa, quienes fueron acusados en una enmienda del pliego acusatorio para incluirlos en la conspiración.

En aquella vista, un agente del FBI indicó que, además de la declaración de Pabón Colón, también cuentan con dos confidentes. También dijo que teníancartas que Pabón Colón había enviado a los alegados conspiradores para cobrar el dinero que supuestamente le habían prometido.


💬Ver 0 comentarios