Anuelky Cross Polanco, de 25 años, fue ultimado a balazos por el exagente Nieves Pérez Ortiz el año pasado, frente a un negocio rodante, en Carolina. (Suministrada) (horizontal-x3)
Anuelky Cross Polanco, de 25 años, fue ultimado a balazos por el exagente Nieves Pérez Ortiz el año pasado, frente a un negocio rodante, en Carolina. (Suministrada)

La Policía, la jefatura de ese negociado y el exagente Nieves Pérez Ortiz fueron demandados por la madre y la hermana de Anuelky Cross Polanco, un hombre de 25 años muerto a tiros a manos del exoficial en un incidente ocurrido el año pasado, en Carolina.

Pérez Ortiz fue encontrado culpable, el 27 de junio, por la jueza Berthaida Seijo Ortiz, y ayer tenía señalada en el Tribunal de Carolina su vista de lectura de sentencia.

Sin embargo, el procedimiento fue pospuesto hasta el 20 de septiembre ante la ausencia de un informe presentencia. El expolicía se expone a una pena de 104 años de cárcel, indicaron los fiscales Obdulio Meléndez Torra y Joynette Torres Lacourt, quienes llevaron el caso por la División de Integridad Pública del Departamento de Justicia.

La demanda, en la que se reclaman daños ascendentes a $3 millones, fue presentada por la madre y la hermana del occiso, Sención Polanco Rojas y Karina Cross Rojas, respectivamente. La compensación también fue solicitada a favor de la esposa de la víctima y sus dos hijos.

Alegan historial

El recurso fue sometido el 20 de julio por los abogados Antonio Figueroa y José L. Colom Fagundo. Sostiene, entre las alegaciones, que Pérez Ortiz había dado muerte a “otros” ciudadanos como miembro de la Policía, pero nunca fue procesado criminalmente.

Este medio supo que presuntamente fueron dos ciudadanos, pero la Policía no respondió a una petición de entrevista.

“La Policía lo había desarmado, y luego lo volvieron a armar con pistola de alto calibre. Acto totalmente negligente del patrono, la Policía de Puerto Rico, como lo demostraron los hechos ocurridos”, lee la demanda, que sostiene que la Uniformada, incluyendo los médicos del cuerpo de seguridad, conocían “a perfección la conducta, historial y carácter de Nieves Pérez con anterioridad a este ataque abusivo”.

“Esa conducta negligente exhibida por el Estado, por la Policía, por el comisionado de Seguridad y los facultativos son la causa directa o próxima del asesinato del joven Anuelky”, agrega el recurso legal.

Cross Rojas estuvo presente en la vista de ayer en ánimos de cerrar el trágico capítulo en la vida de su familia. Su hermano, dominicano como ella, llevaba cinco años en Puerto Rico trabajando como obrero de la construcción cuando fue ultimado a balazos el 29 de julio de 2017 frente a un negocio rodante en la avenida Pontezuela, en Carolina.

“Definitivamente, él (Pérez Ortiz) no podía estar suelto. No podía tener un arma en sus manos porque era un agente que había tenido problemas. No podían volverlo a armar. Mató a mi hermano por matarlo”, afirmó la mujer a El Nuevo Día. “Tenía antecedentes, y era un peligro para la sociedad, y como yo, pueden ser otras personas”.

Trascendió durante el juicio que Cross Polanco y Pérez Ortiz discutieron en la fila del negocio rodante de comida, y en ese momento, el expolicía, que estaba franco de servicio,le mostró su arma de reglamento.

Luego, la víctima caminó hasta su vehículo. Según el fiscal Meléndez Torra, Pérez Ortiz se montó en el suyo con cuatro mujeres, y acomodó el auto de manera en que tuvo la oportunidad de hacerle los disparos al hombre. La prueba confirmó que se trató de una agresión no provocada.

Tras los disparos, Pérez Ortiz trató de alterar la escena.

“El vídeo (de seguridad) demostró cómo el convicto inmediatamente alejó a todo el mundo del área, se dirigió al baúl del vehículo, abrió un compartimiento escondido, y sacó algo de allí”, indicó el fiscal, al explicar que Pérez Ortiz colocó al lado del cuerpo una espátula para tratar de hacer ver que hizo los disparos para repeler una agresión.

Incluso, una testigo que se acercó al cuerpo indicó en corte abierta que no vio objeto alguno al lado del cadáver de Cross Polanco.

Meléndez Torra confirmó que habló con colegas fiscales que le indicaron que Pérez Ortiz llegó a ser investigado por las muertes de dos individuos, aparentemente en medio de un robo.

“Nieves Ortiz es un agente que no acató instrucciones, ni sanciones, ni amonestaciones que le hicieron en la Policía”, puntualizó Meléndez Torra.


💬Ver 0 comentarios