Carmen Iris Rijos (semisquare-x3)
Carmen Iris Rijos. (GFR Media)

La madre de Áurea y Marcia Vázquez Rijos, convictas por conspirar para ordenar el asesinato de Adam Anhang, reclamó que sus dos hijas son inocentes tras un jurado encontrarlas culpable.

Carmen Iris Rijos aseguró en una entrevista con Telenoticias (Telemundo) que su hija “ya estaba juzgada”.

Rijos, quien no estuvo en la sala del Tribunal Federal de San Juan cuando un jurado de siete hombres y cinco mujeres emitió su veredicto, estuvo presente durante otros días del juicio.

En la mayoría de las ocasiones la mujer visitó el tribunal con una de las tres hijas de Áurea.

Rijos aseguró que no perdió la esperanza de que su hija resultara no culpable.  

“A pesar de toda la fabricación que hizo fiscalía y toda justificación que le daba el juez (Daniel Domínguez) a fiscalía, que parecía más que fiscal el que jueza en ese momento, pues yo tenía esperanza”, estableció durante la entrevista.

Asimismo, la madre de las hoy convictas dijo que no está de acuerdo con que ingresen a Marcia a un hospital psiquiátrico como el juez a cargo del caso lo ordenó el día del veredicto.

Áurea insistió en su inocencia ayer en unas declaraciones escritas que envió a El Nuevo Día desde el Centro Metropolitano de Detención (MDC, por sus siglas en inglés), en Guaynabo.

“Fui juzgada desde el 23 de septiembre de 2005 y hallada culpable en un circo mediático”, aseveró.

La abogada de Áurea, Lydia Lizarríbar, aseguró que se clienta está dispuesta a continuar con su defensa, por lo que una vez se dicte sentencia el 29 de enero de 2019, comenzarán un proceso de apelación.

“Se van a seguir todos los trámites” que conlleva la apelación “después de la sentencia”, precisó la abogada ayer este medio.


💬Ver 0 comentarios