La jueza Laura Taylor Swain avalaría el mecanismo para que los bonistas de Obligaciones Generales y la Coportación del Fondo de Interés Apremiante se sienten a la mesa de negociación. (horizontal-x3)
La jueza Laura Taylor Swain avalaría el mecanismo para que los bonistas de Obligaciones Generales y la Coportación del Fondo de Interés Apremiante se sienten a la mesa de negociación. (Archivo / GFR Media)

En la cuarta audiencia ómnibus de los casos de Título III, la jueza Laura Taylor Swain tiene múltiples reclamos que atender.

Aquí un vistazo a los asuntos más relevantes:

Autorizar a los asesores

Las firmas de abogados que representarán al comité oficial de acreedores no asegurados serán Paul Hastings y O'Neill & Gilmore. La firma Zolfo Cooper servirá de asesor financiero a dicho grupo.

Las firmas Jenner & Block y  Bennazar, García & Milian, así como Segal Consulting, asesorarán al comité oficial de Retirados.

Los honorarios de estas firmas serán pagados por los contribuyentes puertorriqueños.

El inicio del caso de Título III de la AEE

Autorizar el inicio del proceso de bancarrota, incluyendo la notificación al público y la preparación del registro de acreedores.

La jueza también debe decidir si levanta la suspensión automática de litigios para que se determine si procede nombrar un síndico en la AEE y un aumento en las tarifas.

En la Autoridad de Carreteras y Transportación

Tres de los principales contratistas piden el auxilio de la jueza.

Según las mociones de Tamrio Construction, Constructora Santiago, Ferrovial SA y Ferrovial Agroman, al presente, la ACT ha otorgado el desarrollo de múltiples proyectos a estas empresas, varios con asignaciones de fondos federales y se desconoce a la fecha, si estos proyectos y la relación contractual entre las partes continúa vigente.

Comités de acreedores

La jueza debe decidir si modificará los comités de acreedores o creará nuevos grupos para participar de la renegociación de la deuda de la isla.

Sigue las incidencias:


💬Ver 0 comentarios