Fue sentenciada a cadena perpetua, igual que su hermana Marcia, por el asesinato del empresario canadiense. Mira cómo reaccionarion los seres queridos de ambas partes.

Con evidente frustración y enojo, la madre de Áurea y Marcia Vázquez Rijos despotricó contra el juez federal Daniel Domínguez luego que condenara a sus hijas a cadena perpetua por el asesinato del canadiense Adam Anhang

"Yo me lo esperaba (la sentencia). Ya yo sabía que el juez estaba contaminado desde lo civil... no le daba el chance a ella ni a la defensa para nada en las mociones", aseguró Carmen Iris Rijos, a su salida del Tribunal federal en el Viejo San Juan.

"La actitud del juez es clara, que el que no tiene ojos, pues que no vea... Ha sido muy decepcionante que la justicia haya actuado de esa manera", agregó.

Áurea escuchó esta mañana la sentencia mirando fijamente al juez, en postura erguida, de pie, al lado de sus abogados y vestida con un mameluco verde. En algunas ocasiones se secó las lágrimas mientras el juez explicaba los detalles de la condena.

Mientras, la familia y allegados de Anhang se agarraron entre sí y celebraron en silencio.

El juez determinó que el resto de su vida lo pasará en el Centro Médico Federal Carswell, en Fort Worth, Texas. El tribunal también recomendará que Marcia cumpla su tiempo en el mismo lugar.

"Para mí, mis hijas son inocentes", reiteró la madre de Áurea y Marcia.

Adam Anhang fue asesinado el 22 de septiembre de 2005.


💬Ver 0 comentarios