El abogado criminalista Joaquín Monserrate Matienzo analiza

Marcia Vázquez Rijos solicitó al Tribunal Federal una sentencia de absolución, tras el veredicto de culpabilidad por conspiración para “asesinato por encargo” del canadiense Adam Anhang.

La moción establece que, como alternativa a esa sentencia de absolución, también sometió una solicitud de nuevo juicio.

La sentencia de absolución en el Tribunal Federal es un recurso que la defensa presenta cuando entiende que la fiscalía no presentó legalmente suficientes bases evidenciarías para que un jurado pueda emitir un veredicto de culpabilidad.

Mientras, la moción de nuevo juicio se radica cuando se entiende que se ha emitido una decisión errónea.

La moción contiene 55 páginas por “su complejidad de argumentos de hechos y legales”, pero se desconocen los detalles, pues fueron sometidos de forma sellada ante el tribunal.

Durante el juicio que duró 26 días, sus abogados expresaron que la fiscalía no había presentado suficiente evidencia en su contra para probar que había participado de la alegada conspiración, junto con su exnovio José Ferrer Sosa, y su hermana Áurea Vázquez Rijos, quien es la viuda de Anhang y principal acusada en el caso.

La defensa de Marcia, además, argumentó durante el juicio que el testigo estrella - Alex Pabón Colón, el asesino confeso de Anhang -, al testificar frente a un Gran Jurado, no la mencionó como una de las personas presentes en la reunión en la que supuestamente se planificó el asesinato del canadiense.

Preguntado al respecto, durante el juicio, Pabón Colón dijo que olvidó mencionar a Marcia durante aquella deposición y aseguró que sí estuvo presente en las dos ocasiones que hablaron de la alegada conspiración.

Las otras ocasiones en que la fiscalía apuntó directamente a Marcia fue en una carta que supuestamente Pabón Colón envió para cobrar el dinero por el crimen; y cuando un agente de la Policía dijo que fue encontrada en el apartamento de Anhang sacando pertenencias en la mañana siguiente del suceso.

La fiscalía también sentó como testigo a Ángel Marcano Rivera, quien dijo que se encontró a Marcia en el Cuartel General, donde alega que ella le dijo que le habían conseguido un abogado para su hermano, Jonathan Román Rivera, quien fue acusado a nivel estatal por el asesinato de Anhang.

Pero la fiscalía enfatizó en que el Jorge Gordon era el mismo abogado de Áurea y el tribunal ordenó que dejara de representar a Román Rivera, quien eventualmente fue declarado culpable y más tarde fue excarcelado, cuando Pabón Colón confesó.

Marcano Rivera también testificó que, al encontrarse en el Cuartel General, le mencionó que él acababa de llegar de un funeral en La Perla y que Marcia le preguntó si era de Alex “El Loco”, apodo de Pabón Colón.


💬Ver 0 comentarios