Las pensiones de estos empleados fueron eliminadas el 30 de junio de 2016. (horizontal-x3)
Las pensiones de estos empleados fueron eliminadas el 30 de junio de 2016. (Imagen tomada de la página de la Academia del Perpetuo Socorro)

El Tribunal de San Juan emitió hoy una orden de cese y desista a la determinación de la Academia del Perpetuo Socorro de reducir en un 12% el salario de los maestros y despedir al personal de mantenimiento. 

"Entendemos que, a modo de preservar los derechos de la parte demandante, resulta necesaria la intervención inmediata de este Tribunal para evitar que dicha parte sufra prejuicios, pérdidas o daños inmediatos irreparables", dicta la orden del juez superior Anthony Cuevas Ramos.

El magistrado reitera asimismo que la Iglesia católica debe abstenerse de realizar cualquier cambio relacionado al estatus laboral, pago de sus salarios o cualquier beneficio adquirido con anterioridad a la presentación de la demanda, "mientras dilucidamos los méritos de la demanda en una vista de interdicto". 

El Tribunal ordenó a los demandados comparecer el próximo 24 de agosto para la vista de injuction preliminar para atender el reclamo.

El licenciado Germán Brau Ramírez indicó hoy a endi.com que habían presentado una moción de entredicho provisional a favor de los empleados y maestros de Perpetuo Socorro, por entender que las medidas administrativas son un “castigo” contra los empleados y forman parte de la estrategia de la Iglesia católica en el pleito legal por el pago de beneficios adquiridos a través del Plan de Pensión.

La Iglesia católica, por su parte, había defendido hoy la determinación de recortarles el salario a los educadores en un 12% y despedir al personal de mantenimiento de la Academia al alegar que las medidas administrativas responden a ajustes necesarios para sostener operaciones tras una merma en la matrícula.

El licenciado Carlos Padilla Vélez, representante de la Iglesia católica, negó categóricamente que los despidos tuvieran que ver de alguna manera con el pleito que sostienen 66 empleados de dicha institución, junto a otros colegios.  

“Como todo el país, ha habido cambios demográficos en la población estudiantil y la Academia no es la excepción. Así que la Academia ha sufrido una merma estudiantil durante los pasados años, que evidentemente se traduce en una merma en los recursos disponibles para operar, lo que provocó que en este momento hubiese que adoptar unas medidas administrativas para operar la Academia que son lo menos onerosas posibles a los empleados”, dijo Padilla a endi.com.

“El ajuste se le hizo a todo el mundo. No tiene nada que ver quiénes son demandantes oquienes no lo son en pleitos contra la Academia o contra otras instituciones. Esto es una medida que se adoptó de manera uniforme a todo el personal”, reiteró el abogado, quien aseguró que se espera que el ajuste sea de carácter temporero.

En cuanto a los despidos del personal de limpieza, Padilla sostuvo que Perpetuo Socorro recibió propuestas para subcontratar esos servicios a unos costos más razonables y todos los empleados del área de mantenimiento recibieron ofertas de empleo de esa nueva entidad. Indicó que la gran mayoría aceptó la nueva propuesta.

El abogado replicó que los argumentos de los abogados de los demandante pierden validez ya que la disminución del salario fue una medida aplicada a todos los maestros por igual y no una represalia en contra de algunos. “Me sorprende que los demandantes en el pleito de las pensiones quieran atar estas decisiones administrativas a ese pleito”, expresó.

Por su lado, Brau Ramírez señaló, como parte de las razones de la Iglesia católica para tomar represalia contra los empleados de la Perpetuo Socorro, que estos fueron los primeros en organizarse contra la Iglesia e iniciar un proceso jurídico para el pago de las pensiones y el hecho de que padres de estudiantes de dicha academia ya habían litigado contra el arzobispo, monseñor Roberto González Nieves, sobre el tema de un “building fund” del que la Iglesia católica sustrajo los fondos.

“Parte de la prueba más importante que se presentó en la vista para establecer la responsabilidad de la Iglesia (en el caso de las pensiones) fueron padres que habían participado en ese litigio, así que nosotros entendemos que el señor arzobispo ha singularizado a Perpetuo Socorro y a sus empleados como los principales agitadores en esta controversia jurídica y por esa razón se han tomado medidas para castigarlos”, sostuvo.

En cuanto al argumento de Padilla sobre la baja en matrícula que impulsó la determinación de la Academia, el abogado replicó que las medidas son un “pretexto”.

“El propósito es poner a los empleados a pelear entre ellos para que se recriminen, porque todos están sufriendo un castigo por la obligación que surge a raíz del caso que se ha instado por los empleados reclamantes. Estamos seguros de que es una represalia y una excusa. Esto se está haciendo para disuadir que otros empleados de otras escuelas intenten reclamar”, sostuvo Brau Ramírez.

Bauzá Santos y Brau Ramírez representan a un grupo de 184 maestros, empleados y exempleados del Perpetuo Socorro, de la Academia San José y la Academia San Ignacio de Loyola. No obstante, 42 escuelas en total participaron en el Plan de Pensión de las escuelas católicas de la Arquidiócesis de San Juan.

Las pensiones de estos empleados se eliminaron el 30 de junio de 2016.

Los empleados demandaron a la Arquidiócesis de San Juan, al arzobispo González Nieves y al Fideicomiso del Plan de Pensión de Empleados de Escuelas Católicas y reclamaron una deuda de $4.5 millones por beneficios adquiridos.


💬Ver 0 comentarios