Fachada del Tribunal federal. (semisquare-x3)
Fachada del Tribunal federal. (GFR Media)

Aunque la herida sigue muy abierta, los progenitores de una de las alegadas víctimas de acoso cibernético por parte de Kevin Prósperes Sosa expresaron sentir alivio al verlo detenido en el tribunal federal.

Ambos estuvieron presentes en la sala de la magistrada federal Silvia Carreño esta mañana, cuando Prósperes Sosa tuvo su comparecencia inicial después de haber sido detenido el viernes pasado.

Carreño le informó que había sido arrestado por una denuncia de dos ofensas de acoso cibernético y por amenazas utilizando las telecomunicaciones interestatales.

Por cada uno de los delitos se expone a un máximo de cinco años de prisión, multa de $250,000 y hasta tres años de libertad supervisada.

Prósperes Sosa, quien fue representado por la defensora pública Isabel Mattina, se mantuvo sereno mientras escuchaba a la magistrada federal a través de una traductora y más tarde se marchó en silencio, encadenado de manos y pies, y escoltado por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

Quedó detenido hasta la vista de fianza pautada para el 7 de marzo, mientras la vista preliminar quedó para el 17 de marzo.

“Me siento un poco más tranquila porque ya está adentro, por la seguridad de la nena”, dijo la madre de una de las alegadas víctimas, quien prefirió que no se publicara su nombre al hablar con periodistas afuera de la sala.

Señaló que su hija “no duerme… Ha sido simplemente horrible”.

“Emocionalmente sigue siendo fuerte”, agregó. “Imagínate, que te digan que van a violar y raptar a tu hija… es algo impactante… Por lo menos vemos luz al final del túnel”.

Ambos indicaron que el caso prosperó porque fue reportado por los medios de comunicación.

Por su parte, el padre de la niña catalogó como “triste y lamentable que se tuviera que llegar a los medios”, pues después de la primera notificación a la Policía “lo que nos dijeron fue que cambiáramos el número de teléfono” a donde el hombre supuestamente estaba enviando mensajes a la menor de edad.

Por esta razón, la madre hizo un llamado para que los progenitores “crean en sus hijos. Tienen que crear esa confianza entre padre e hijo”.

“Mi hija habló y yo hablé, y han sido más los casos que han surgido”, afirmó.

De acuerdo con la fiscalía federal, la familia de la menor había obtenido una orden de protección contra Prósperes Sosa por un tribunal municipal, luego de que la agarrara por un brazo cuando regresaba a su casa y luego se le viera frente al hogar varios días después.

Luego, el 24 de febrero, la madre de la menor recibió varios mensajes a su cuenta de Facebook de parte de alguien identificado como “Kevin Prósperes”, con insultos, palabras soeces y amenazas, según la fiscalía, por haberlo denunciado a las autoridades.

“…pero te juro que te voy a matar y voy a coger a tus hijas y las voy a violar…”, indica parte del mensaje, de acuerdo con un comunicado de prensa de la fiscalía federal.

Añade que el mensaje estaba acompañado de una foto de Prósperes Sosa completamente desnudo de frente a un espejo, además de amenazas.

La fiscalía federal agregó que, además, el 2 de febrero de este año una menor de 14 años recibió varios mensajes de texto desde el mismo número de teléfono, con lenguaje que incitaba a actividad sexual.


💬Ver 0 comentarios