El Tribunal Federal en Hato Rey. (GFR Media) (semisquare-x3)
El Tribunal Federal en Hato Rey. (GFR Media)

La defensa de Juan Pedro Vidal manifestó hoy que, si se mantiene la certificación de que enfrentará la pena de muerte, su juicio debería celebrarse en en el 2020.

Vidal es el único que se expone a la pena de muerte de los siete acusados por "carjacking" y secuestro de un incidente que se remonta al 2016. En ese momento una de las dos víctimas fue asesinada.

El licenciado Steven Potolsky, experto en casos de pena de muerte, indicó al juez federal Gustavo Gelpí que el juicio debería ser entre abril y junio del próximo año, para que los días festivos no afecten la preparación para el caso de pena capital.

Su sugerencia surgió luego que el juez le pidiera que expresara una fecha tentativa, tomando en cuenta el tiempo que necesita.

Gelpí  dijo que, por el momento, no piensa establecer un calendario con fechas fijas para el proceso del juicio. Sí fijó otra conferencia de estatus para el 5 de junio, pero anticipó que antes realizará una vista para que las partes presenten argumentos orales sobre la moción sometida por la defensa de Vidal, en la que solicitó a Gelpí que se deje sin efecto la elegibilidad de pena de muerte en Puerto Rico.

La defensa argumenta que los residentes de la isla no pueden votar por el presidente de Estados Unidos, quien nombra al secretario de Justicia federal, cuyas funciones incluyen la certificación de los casos de pena de muerte.

Gelpí había pedido que las partes profundizaran sobre la teoría del “consentimiento del gobernado”.

La fiscalía federal se opuso en una moción sometida el pasado 1 de febrero.

El juez le concedió ayer a la defensa para contestar hasta el 1 de marzo y a la fiscalía para una respuesta final hasta el 15 de marzo.

Para la vista argumentativa sobre la discusión de índole constitucional, Gelpí le pidió a las partes que se preparen para contestar preguntas de su parte sobre asuntos particulares.

Anticipó que en esa vista dará tiempo para que también se expresen representantes del gobierno de Puerto Rico y de la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, quienes se unieron al caso como “amigos de la corte”.

Gelpí también anticipó que se podría sumar el Colegio de Abogados de Puerto Rico, que ya lo solicitó ser amigo de la corte, pero el juez se la negó como estaba redactada, porque levantaba argumentos que no estaban ante la consideración del tribunal en este caso.

Durante la vista de hoy, el fiscal federal Jonathan Gottfried indicó que le habían extendido ofertas para declararse culpable a todos los acusados con la excepción de Juan Pedro Vidal.

Solamente la defensa del segundo acusado, Luis Olmedo, manifestó que estaban considerando una negociación con la fiscalía, al señalar que estaban en vías de ofrecerle a la fiscalía una contraoferta.

Los abogados de los demás acusados dijeron al juez que no había novedades con relación a sus clientes.

El otro asunto pendiente en el proceso es la revisión de documentos conocidos en inglés como “Brady material”, que consiste en prueba que es favorable para los acusados.

El juez había ordenado a la fiscalía que entregara ese descubrimiento de prueba esculpatoria, particularmente la que pueda surgir de los coacusados que no enfrentan la pena de muerte.

Gelpí dijo que ya estaba en su oficina el material y que sería revisado en los próximos días.


💬Ver 0 comentarios