El senador y exalcalde de Yauco informó que no renunciará a su escaño.

El juez federal Pedro Delgado pautó para el 4 de febrero el inicio del juicio contra el senador Abel Nazario.

Así lo aceptaron los abogados y fiscales en una vista celebrada hoy en el Tribunal Federal de Hato Rey.

Nazario enfrenta 39 cargos criminales por fraude electrónico y uso de documentos falsos al supuestamente hacer ver al Departamento del Trabajo Federal que estaba en el proceso de saldar una deuda de poco más de $580,000 a 177 empleados del municipio, a quienes forzó a trabajar por espacio de dos años, dos horas diarias sin la compensación correspondiente.

En la pasada vista de status, ambas partes habían manifestado su intención de que el juicio se viera antes de que terminara este año, pero hoy coincidieron en que será difícil lograrlo.

El fiscal Scott Anderson dijo que presentará de 30 a 35 testigos. Entonces, el juez preguntó si todos necesitarán traductores, a lo que Anderson contestó que sí.

“Eso duplica el tiempo”, dijo Delgado, quien también anticipó que por ser un caso de alto perfil, la selección del jurado tomaría más tiempo de lo normal.

Por su parte, María Domínguez, abogada de Nazario, indicó que ya se produjo el descubrimiento de prueba, pero todavía están en proceso de revisarla.

También señaló que todavía están en proceso de realizar su propia investigación sobre las alegaciones en contra de su cliente.

“Queríamos que fuera antes de final del año… pero va a ser difícil”, comentó Domínguez, quien es ex fiscal federal.

Aunque anticipó que la mayoría de los testigos de la fiscalía “serán breves” en sus deposiciones, Domínguez reconoció que la necesidad de traducir alargará el tiempo y que tardará la selección del jurado.

Dijo, además, que desean dedicarle atención especial para las instrucciones que se le darán al jurado, “especialmente en lo relacionado a la definición de represalias”.

Para su defensa de Nazario, Domínguez no precisó cuántos testigos presentaría, pero adelantó que necesitará al menos una semana.

Mientras, el juez Delgado estimó que dentro de cuatro semanas se debe tener una idea más clara para establecer fechas límites para los procedimientos previos al juicio, así que pautó una vista de status para el 21 de noviembre.

El gobernador Ricardo Rosselló le solicitó la renuncia a Nazario, quien no lo hizo, pero el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, dijo que lo removió de sus posiciones de liderato como medida cautelar. También fue removido del caucus de la mayoría.

Además, fue removido de sus posiciones de liderato en el Partido NuevoProgresista.

Mientras, Nazario negó las imputaciones y creó un fideicomiso para costear su defensa.

El juicio pudiera durar cerca de un mes.

El fiscal señaló estuvo de acuerdo con la fecha de febrero, ya que no podrá ver el caso en los meses siguientes, debido a que tiene a su cargo el nuevo juicio por la masacre de La Tómbola, que involucra la pena de muerte y durará varios meses.

Advertencia por mordanza

Durante la vista, el juez Delgado lanzó una advertencia a Nazario para que cumpla con la orden de mordaza que impuso para que no hable del caso públicamente.

El fiscal Anderson fue que trajo el tema en la audiencia de hoy, al indicar que después de impuesta la orden de mordaza, Nazario estuvo “de media tour” hablando del caso.

“Nuestros fiscales y los agentes están monitoreando sus expresiones en los medios y las redes sociales”, indicó Anderson, al indicar que evaluarán luego si someten una moción ante el juez.

A su vez, la abogada Domínguez dijo que al recibir la orden de mordaza conversó con Nazario para explicarle en lo que consistía la instrucción del juez.

En ese sentido, le señaló a Delgado que al momento de emitirse la orden de mordaza ya había unas entrevistas grabadas previamente y que fueron transmitidas luego.

También argumentó que Nazario es un senador, una figura pública y tiene “un deber y un derecho” de hablarle a sus constituyentes.

Agregó que, de todas formas, Nazario ha comenzado a expresar la limitación establecida por el tribunal y que “la va a respetar”.

“Si se somete una moción y si hubiera evidencia de que se viola la orden, la corte va a tomar acciones”, advirtió Delgado.

El juez abundó que el cumplimiento de la orden de mordaza es importante para que no haya inconvenientes mayores en la selección de un jurado que “pueda decidir por la evidencia en corte y no basado en lo que se diga en los medios”.


💬Ver 0 comentarios