La magistrada denegó la petición de fianza después de escuchar el relato de las alegaciones de la fiscal federal María Montañez sobre los riesgos de fuga. (semisquare-x3)
La magistrada denegó la petición de fianza después de escuchar el relato de las alegaciones de la fiscal federal María Montañez sobre los riesgos de fuga. (GFR Media)

El presunto líder de la organización narcotraficante “Las FARC”, Emanuel Pacheco Marín, se declaró no culpable hoy de los cargos en su contra, mientras que la magistrada federal Silvia Carrello Coll denegó la petición de libertad bajo fianza.

Se suponía que fuera solamente de comparecencia inicial de Pacheco Marín, pero también se llevó a cabo la vista de lectura de acusación y de fianza.

La magistrada denegó la petición de fianza después de escuchar el relato de las alegaciones de la fiscal federal María Montañez sobre los riesgos de fuga.

Además de recordar que se trataba de un caso de presunción de fuga, la fiscal señaló que desde la cárcel Pacheco Marín impartía instrucciones a los miembros de la ganga.

Expuso que, según la investigación, integrantes de las FARC le consultaban antes de tomar decisiones sobre la distribución de narcóticos, principalmente en áreas de Santurce.

Montañez dijo que Pacheco Marín también daba instrucciones sobre actos de violencia, incluso miembros de la misma ganga, por no seguir sus directrices.

En la sala, la fiscal comentó que algunas de esas llamadas fueron hechas a testigos cooperadores del Ministerio Público.

Asimismo, señaló que el año pasado aceptó culpa con relación a un teléfono que se le ocupó en su celda en la cárcel federal, donde había comenzado a cumplir sentencia por otro caso.

“Entendemos que el acusado no seguirá las instrucciones que imponga el tribunal (en libertad bajo fianza)”, sostuvo Montañez.

Representado por los licenciados Francisco Rebollo y Luis “Wichy” Rivera, Pacehco Marín se declaró no culpable por los seis cargos en su contra y trató de convencer a la magistrada federal de que le concediera la libertad bajo fianza, pues se supone que en agosto completara una sentencia de otro caso.

Rebollo indicó que no representaba una amenaza a la seguridad ni de fuga, como lo había demostrado durante el tiempo que formó parte de las brigadas de ornato de una institución penal estatal, además de que se le permitió manejar vehículos de la cárcel para el transporte de víveres para los confinados.

Abundó que Pacheco Marín se suponía que en febrero pasara a la custodia de un hogar intermedio, previo a salir de la cárcel.

El abogado, además, indicó que con la excepción de un año y medio, Pacheco Marín ha estado dentro de la cárcel desde que tiene 19 años, hasta los 32 años que tiene en la actualidad.

Al cuestionar la acusación de la fiscalía, dijo que “para ser el líder de ese tipo de ganga habría tenido solamente un año y medio, cuando tenía 21 años de edad”.

Pero la fiscal señaló que su liderato de la ganga sí comenzó desde su tiempo en la libre comunidad y continuó desde adentro de la cárcel.

Montañez dijo, además, que en el 2009 intentó escapar de la Policía en una motora y que cuando finalmente lo detuvieron, le ocuparon dos cargadores para pistolas Glock, razón por la que recibió sentencias para cumplir a nivel estatal y federal.

Ahora Pacheco Marín enfrenta seis cargos de narcotráfico, incluyendo agravantes de poseer con intención de distribuir drogas cerca de una “localidad protegida”, como lo son residenciales públicos en el área de Santurce.

Según leyó la magistrada, algunos de esos cargos implican un máximo de cadena perpetua en prisión si resultara culpable.

Pacheco Marín fue señalado por la fiscalía federal como el líder de un total de 75 acusados que fueron el objeto de un operativo el mes pasado.

Al describir el esquema, la fiscalía federal indicó que era tan violenta esa ganga, que incluso tiraban los cuerpos de algunas de sus víctimas a caimanes para que los devoraran.

También le atribuyen el asesinato de Carlos Giovanni Báez Rosa, alias “Tonka”, quien era uno de los líderes de la organización, según las autoridades. Pero ese crimen se está viendo a nivel estatal, con la acusación de Merced Olivera, alias “Chino Oriental”, y Waldemar Febres Sánchez.

Todavía sigue prófugo Vladimir Natera Abreu, quien es buscado por las autoridades dentro y fuera de Puerto Rico, ya que presumen que se encuentra en República Dominicana, donde fueron detenidos Olivera y Febres Sánchez.


💬Ver 0 comentarios