(semisquare-x3)
Los incentivos contributivos municipales buscaban que la empresa de José González Amador se estableciera o mantuviera operaciones en esos pueblos. (Luis Alcalá del Olmo)

La empresa Petro West no fue el único proveedor de combustible que facturó a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) una tasa de contribución distinta a la que anotó en sus declaraciones de volumen de negocio en los municipios en los que operaban.

Laura Hernández, auditora de la Oficina del Contralor, testificó ayer en el Tribunal de San Juan que comparó la tasa contributiva municipal declarada por Petro West y también la de otros proveedores contra la tasa que le cobraron a la AEE.

La testigo dijo que vio diferencias entre ambos renglones. Sin embargo, no especificó si esa diferencia reflejó un exceso entre lo cobrado a la AEE y lo pagado a los municipios por concepto de patente.

Hasta ahora, el Departamento de Justicia solo ha presentado cargos criminales a la empresa puertorriqueña y su presidente José González Amador por presuntamente hacer cobros ilegales a la AEE por sobrefacturación.

La auditora dijo que las empresas de combustible, menos una, cobraron a la corporación pública una tasa del .50%, pero no se especificó durante la vista judicial cuáles eran las tasas contributivas acordadas con los municipios.

Asimismo, la defensa cuestionó a la testigo si analizó si la AEE obtuvo algún beneficio de las exenciones y rebajas en patentes que consiguió Petro West.

Hernández contestó que no le competía hacer ese análisis, pero más tarde durante su testimonio dijo que en los números facturados no observó beneficio.

La auditora es presentada por el ministerio público por su trabajo en la Oficina del Contralor y no como perito, por lo que los abogados se opusieron a que se le permitiera emitir opiniones.


💬Ver 0 comentarios