(semisquare-x3)
Lara Castro Ward hizo alegación de culpabilidad en agosto pasado. (GFR Media)

La abogada criminalista Lara Castro Ward fue sentenciada hoy a cinco años de probatoria por cargos de introducir contrabando a la cárcel federal en Guaynabo.

El juez federal Francisco Besosa impuso hoy la condena de libertad condicionada a cumplir con tratamientos mentales y en contra de la adicción a sustancias controladas.

También le impuso 120 horas de trabajo comunitario.

Castro Ward se exponía a una pena de cinco años de prisión, pero el nivel de ofensa bajó al declararse culpable. Aunque la fiscalía sugirió al menos seis meses de prisión, el juez acogió factores mitigantes en el informe de la Oficina de Probatoria.

La oficial de probatoria Celimar Berríos indicó que Castro Ward ha respondido positivamente en su participación al programa contra la dependencia a sustancias controladas en la institución Casa Providencia.

Destacó, asimismo, que no han surgido problemas con la licencia de 12 horas en la que se le permite salir de la institución.

Por su parte, Castro expresó “remordimiento por el pobre juicio en la toma de decisiones”.

Sostuvo que desde su ingreso al programa hace varios meses ha tenido “la oportunidad para reflexionar sobre el por qué”.

Aunque no pretendía justificar lo que había hecho, planteó que los problemas mentales y de adicción sí “nublan el pensamiento”.

“Es desafortunado que experiencias negativas tengan que servir como llamado de alerta”, manifestó.

Castro Ward, quien ha postulado en el mismo tribunal federal de San Juan desde el 2011, hizo alegación de culpabilidad en agosto pasado después de que inicialmente se había declarado no culpable cuando fue arrestada el 22 de junio de 2018.

La abogada, quien representó al cantante de música urbana Tempo (David Sánchez Badillo) en el 2013, fue detenida en el Centro Metropolitano de Detención cuando el personal de seguridad se percató que tenía celulares en una carpeta que llevaba cuando esta se disponía a visitar a cuatro confinados.

Según la información leída en sala por el Ministerio Público en agosto pasado, las autoridades interrogaron a Castro Ward, quien aseguró que le habían dado la carpeta en el estacionamiento antes de entrar y que no sabía lo que tenía en el interior.

Por acuerdo con la fiscalía, el cargo de mentir a las autoridades fue descartado, mientras que se mantuvo la acusación por contrabando a una cárcel federal.


💬Ver 0 comentarios