(semisquare-x3)
La jefa de la fiscalía federal, Rosa Emilia Rodríguez. (GFR Media)

La fiscalía federal en Puerto Rico no ha descartado la posibilidad de solicitar la pena de muerte contra los cinco acusados en relación con el asesinato del banquero Maurice Spagnoletti.

En una moción sometida hoy, la fiscalía informó al tribunal que todavía no han tomado una determinación final sobre si solicitarán al Departamento de Justicia en Washington que certifique o no la búsqueda de la pena capital.

“Al momento de esta radicación, no se ha tomado una decisión sobre si se buscará o no se buscará la pena de muerte en este caso”, indica la moción.

Los acusados por el cargo de usar un arma de fuego en la comisión de un delito, que resultó en la muerte de una persona, son Rolando Rivera Solís, Alex Burgos Amaro, Luis Carmona Bernacet, alias “Canito Cumbre”; y Yadiel Serrano Canales, alias “Mutombo”.

Spagnoletti fue asesinado por sicarios que lo balearon mientras conducía por la autopista cerca del túnel de Minillas, en San Juan, el 15 de junio de 2011.

El banquero había llegado a Puerto Rico, menos de un año antes, para reorganizar Doral Bank, lo que implicó el despido de altos ejecutivos, otros empleados y el monitoreo de transacciones de la institución.

Una demanda radicada por la familia de Spagnoletti alegaba choques con otros ejecutivos del banco y que recibió amenazas.

La demanda luego fue retirada, mientras que Doral y los demandados negaron en todo momento las imputaciones.

Tras el arresto de Rivera Solís la semana pasada, la jefa de la fiscalía federal Rosa Emilia Rodríguez, indicó que, según la investigación, Spagnoletti fue asesinado porque cortó un contrato de Doral con la compañía de servicios de mantenimiento de Rivera Solís, quien supuestamente lo usaba como parte de las operaciones de una organización de narcotráfico.


💬Ver 0 comentarios