(semisquare-x3)
En la foto, oficina de AutoExpreso en Guaynabo. (GFR Media)

Un grupo de ciudadanos sometió una demanda de clase en el tribunal federal por las multas del AutoExpreso, ya que sostienen que la sanción que se les ha impuesto de $50 es excesiva y por ello, reclaman que se devuelvan al menos $5 millones por el dinero cobrado a los conductores.

Esta acción legal, denominada de clase, se refiere a la que hace un representante en nombre de grupos de personas que tienen situaciones similares.

Es por ello que el recurso fue sometido el pasado 31 de agosto por los ciudadanos Carlos Rodríguez, Ibrahim Hernández y Carlos Negrón Sierra, a nombre de ellos y de todos los que han sido afectados por esto.

La demanda va dirigida en contra de las compañías implicadas en la administración del sistema de AutoExpreso: Autopistas Metropolitanas de Puerto Rico (Metropistas), Abertis Infraestructuras, Goldman Sachs Realty Management, GILA y Kapsch Trafficcom.

Según la demanda, el sistema de AutoExpreso comenzó en el 2012 a usarse para cobrar peajes en varias vías del país pero el problema es que los demandados “han estado multando a los ciudadanos con $50 en vez de los $15” que establece la Ley de Tránsito de Puerto Rico.

También se denuncia que las multas se han emitido “sin ofrecerle (a los conductores) el debido proceso de notificación establecido” en la misma ley.

De igual forma, sostiene que el sistema de AutoExpreso tarda semanas en notificar a los multados, lo que conlleva a que se acumulen más cargos.

A consecuencia de todo esto, alegan los demandantes, los administradores del AutoExpreso amenazan con revocar y revocan los registros de los vehículos si no se pagan los cargos de las penalidades.

“El esquema de los demandados ha resultado en decenas de millones de dólares en cargos impropios a los automovilistas y frecuentemente resulta en conductores individuales siendo multados con cientos o miles de dólares en cargos impropios”, alega la demanda.

La querella fue asignada al juez William Young, del tribunal federal de distrito de San Juan.

GILA reacciona

Por su parte, la empresa GILA emitió un comunicado de prensa hoy para informar que se defenderá de las alegaciones y catalogó la demanda de “frívola”.

GILA sostuvo que la demanda parte de argumentos falsos al indicar que la empresa no es quien establece la cantidad de la multa. También aseguró que no recibe ganancias de las mismas.

“GILA no hace política pública ni escoge el monto de las multas a cobrar. Eso lo determina la Asamblea Legislativa y la Rama Ejecutiva”, sostuvo Luis Sánchez, vicepresidente de operaciones de la empresa.

“Todas lasimputaciones falsas contenidas en el documento parten de premisas equivocadas, con el objetivo de lacerar a la empresa. Gila se defenderá vigorosamente de este pleito frívolo lleno de teorías conspiratorias y premisas falsas”, agregó.

Asimismo, indicó que GILA deposita la cantidad de las multas en una cuenta de “la Autoridad de Carreteras y/o Metropistas”. Y añadió que GILA cobra un precio fijo, establecido por contrato, a la Autoridad de Carreteras y Metropistas por cada transacción que realizan.

Según el comunicado, esa tarifa no está sujeta a si se envían multas o no. Reiteró que GILA no tiene un incentivo monetario en fijar multas.

En el comunicado también se señalan una serie de cambios que han conllevado al aumento en la cantidad de multas como el aumento de tránsito en algunas vías, el cambio de equipo de peaje y remoción de semáforos y la gran cantidad de usuarios de AutoExpreso con cuentas anónimas, por mencionar algunas.

Pendiente a las quejas por errores

Sin embargo, a lo que no se hace referencia es a las múltiples quejas de ciudadanos que han denunciado cobros por multas adjudicadas incorrectamente por el sistema que administra GILA.

De hecho, el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) había dado un ultimátum a la empresa GILA por estos problemas del sistema de AutoExpreso.

El propio secretario del DTOP, Carlos Contreras, ha indicado que comenzaron el proceso para terminar el contrato con ellos y así iniciar la solicitud de propuestas.

En junio pasado, el DTOP informó que los avisos de cobro enviados a los conductores en un correo electrónico no eran multas, sino las deudas acumuladas por los peajes no pagados y especificó que tienen hasta el 15 de septiembre para saldarlas.

El tema de las multas del AutoExpreso ha sido objeto de debate por años y ha cobrado más fuerza después de los huracanes Irma y María, por el cobro de multas de los tres meses siguientes a ambos ciclones.

Después de vetar un proyecto de ley previo por diferencias con algunas partes del lenguaje, el gobernador Ricardo Rosselló sometió una nueva medida en agosto pasado para que las multas no sean de $50, sino de $15 como establece la Ley de Tránsito.


💬Ver 0 comentarios