(semisquare-x3)
Juan Carlos Meléndez y Antonio Ramos Cruz. (GFR Media)

El Tribunal de Apelaciones ordenó hoy el ingreso a prisión de Antonio Ramos Cruz y Juan Carlos Meléndez, convictos por la llamada “masacre de Trujillo Alto”.

“El efecto claro e inequívoco de la sentencia del 13 de marzo de 2019 fue que los convictos continuaran cumpliendo los términos de la sentencia dictada el 10 de abril de 1992. No hay jurisdicción para actuar en contrario”, lee la orden emitida hoy por el panel de jueces.

Ayer, la jueza Gretchka Curbelo Del Valle del Centro Judicial de Carolina determinó que no había recibido este mandato del Apelativo, por lo que no ordenó su ingreso a prisión a la cárcel.

La decisión de Curbelo del Valle surgió luego de que el Tribunal de Apelaciones enmendara su determinación de revocar la resolución que concedía un nuevo juicio a Ramos Cruz y Meléndez, a los fines de eliminar de la orden la referencia a la revocación de la “fianza en apelación”, debido a que ambos esperaban por un nuevo juicio y no por una apelación. Al enmendar el dictamen, también se dejó sin efecto cualquier fianza o garantía solicitada.

La orden del Apelativo enmendada ayer, también establecía que "en consecuencia, se ordena el ingreso inmediato de los recurridos, Antonio Ramos Cruz y Juan Carlos Meléndez Serrano a la institución carcelaria correspondiente".

Vanessa Mullet, abogada del Proyecto Inocencia y quien representa a Ramos Cruz, comentó que la orden del ingreso a prisión de su representado y Meléndez, le tomó por sorpresa ya que, según indicó, deben transcurrir 30 días hasta que la sentencia sea final y firme.

“Es muy triste, lamentable. Es una injusticia para ellos”, sostuvo al resaltar que discrepa de esta acción, la cual calificó como “un fracaso de la justicia”.

Agregó que, a nombre de Ramos Cruz, solicitará una moción de reconsideración al Tribunal de Apelaciones en cuanto a la sentencia que revoca el nuevo juicio.

En cuanto a su cliente, comentó que ya se está coordinando su entrega a prisión. Anticipó que el hombre se encuentra “pasmado y emocionalmente muy afectado”.

Ramos Cruz y Meléndez permanecían libres desde el 13 de junio de 2017 cuando la jueza Berthaida Seijo Ortiz acogió una solicitud para celebrar un nuevo juicio por prueba científica no analizada durante el primer proceso judicial de 1992 por el asesinato de Haydeé Maymí y sus dos hijos.

Ambos habían recibido una condena de 297 años en prisión. 


💬Ver 0 comentarios