El proceso judicial contra Esteban Pérez Ubieta comenzó en mayo de 2017 cuando se le halló causa para arresto. (GFR Media)

La empresa Global Services Providers Inc. tuvo una reducción presuntamente injustificada en el área geográfica en la que brindaría sus servicios por un aparente interés gubernamental de distribuir la contratación entre nuevos proveedores.

La exadministradora de esa firma Cecilia Torres declaró ayer en la sala del juez Rafael Taboas Dávila, en el Centro Judicial de San Juan, que a pesar de que entregó a tiempo la propuesta y cumplió con los requisitos contenidos en la invitación de la Administración de Desarrollo Socieoconómico de la Familia (Adsef) se le informó que se eliminarían municipios a servir dentro de la región que se le adjudicó.

Según Torres, la razón que se le dio para esa reducción, en noviembre de 2010, fue que la entonces secretaria de la Familia, Yanitsia Irizarry instruyó que se tenía “que dividir (el área de servicios) porque había interés que otros entraran”.

Sin embargo, la testigo señaló que cuando impugnó el contrato, Irizarry personalmente le dijo que nunca dio esa instrucción.

Torres declaró que la presunta información falsa se la ofreció Elaine Porrata Toro, quien era la administradora auxiliar de Operaciones de la Adsef. Porrata Toro es coacusada por estos hechos junto a su exjefe Esteban Pérez Ubieta.

No obstante, Porrata Toro llegó a un acuerdo con la Oficina del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente que la convirtió en testigo contra el exadministrador de la Adsef.

La declaración de Torres ocurrió durante la vista preliminar contra Pérez Ubieta, un proceso que lleva ya un año de iniciado y que todavía tiene señalamientos futuros en corte para su continuación.

Durante el contrainterrogatorio, Torres reconoció que su compañía fue supervisada por un ente externo en la Adsef -firma auditora que no se identificó en sala-, pero rechazó que los hallazgos de la “monitoría” fueran la razón para la reducción en el área en que proveería los servicios a participantes del programa Tanf.

La exgerente de Global admitió que en esa “monitoría” se le señalaron deficiencias en el archivo de documentos en los expediente por parte de manejadores de caso, así como insatisfacciones con la facilidad de servicio que tenía en Guayama.

Torres declaró que la secretaria del exjefe de la Adsef le pidió que cambiara la fecha de la propuesta y que el nuevo documento lo enviara al correo de Pérez Ubieta.


💬Ver 0 comentarios