Condominio donde ocurrió el incidente en Miramar. (GFR Media) (semisquare-x3)
Condominio Santa Ana donde ocurrió el incidente en Miramar. (GFR Media)

La jueza Lauracelis Roques Arroyo, del Tribunal de Primera Instancia, encontró hoy no ha lugar a la petición que hizo la exjueza María Inés Cartagena, madre del fallecido abogado criminalista Carlos Javier Cotto Cartagena, para que el Negociado de Ciencias Forenses guardara evidencia. 

"No surge de la solicitud cuándo el negociado dispondrá de la vestimenta y otros artículos del licenciado Cotto Cartagena. Tampoco surge de las alegaciones si la fiscalía culminó su investigación", lee la resolución judicial.

Cartagena solicitó, según el documento judicial, que Ciencias Forenses conservara "todos los órganos, tejidos y partes removidas del cuerpo del licenciado Cotto Cartagena por si fuera necesario realizar cualquier estudio adicional".

El tribunal señaló una vista para el próximo jueves, 11 de octubre, a las 9:00 a.m. para ver si procede o no la concesión de un injunction preliminar. 

La demanda presentada por Cartagena el pasado viernes, 5 de octubre, alegaba que el negociado insistía en decomisar la evidencia. En el recurso, la familia sostenía que si se decomisan esos artículos podría ocasionarse un daño catastrófico e irreparable.

Cotto Cartagena fue el testigo estrella del juicio estatal que se dio en 2007 por la muerte del empresario canadiense Adam Anhagn. Fue encontrado muerto el pasado 21 de septiembre. En ese momento, se había informado que el cuerpo presentaba  varias  heridas de arma blanca.


💬Ver 0 comentarios