(GFR Media)

Un gran jurado federal acusó a dos personas involucrados en el robo de automóviles mediante intimidación, así como por cargos de violación a una fémina que podrían sumar una sentencia de 25 años si son hallados culpables.

La fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez-Vélez anunció que la investigación realizada por la Policía de Puerto Rico sugiere que Randy Rivera-Nevárez y Domingo Emanuel Bruno-Cotto cometieron los crímenes.

Según una declaración jurada presentada en el caso, el pasado 25 de agosto, aproximadamente, a las 9:00 p.m., una mujer y un hombre se encontraban nadando en el balneario Costa de Oro en Dorado cuando a eso de las 11:30 p.m. cuando notaron a algunas personas cerca de sus pertenencias, por lo que regresaron a la orilla.

Tan pronto como salieron del agua, dos sujetos armados se acercaron a ellos y anunciaron un robo.

Rápidamente, los sujetos tomaron las billeteras y los teléfonos celulares de las víctimas y comenzaron a negociar con ellos por dinero, al tiempo en que amenazaron con matar a la mujer si no cooperaba. Ambos la violaron y uno la obligó a practicar sexo oral, según se informó.

Finalmente, los sujetos le devolvieron la ropa a la mujer, rociaron con pimienta al hombre en la cara, y luego se fueron con el vehículo de este último, un Jeep Cherokee 2000 de color blanco.

El caso es procesado por el fiscal federal adjunto Jonathan Gottfried.

Si son declarados culpables, los acusados podrían enfrentar hasta 25 años de prisión. Al momento, a los acusados les acoge la presunción de inocencia.


💬Ver 0 comentarios