(semisquare-x3)
(GFR Media)

Una jueza del Tribunal Federal de San Juan sentenció a ocho años de prisión y otros cinco en libertad supervisada a un hombre por fraude bancario, manipulación de testigos, amenazas, persuasión corrupta y conducta engañosa contra doce ancianos.

Y es que, según informó hoy la jefa de la Fiscalía federal en San Juan, Rosa E. Rodríguez, la sentencia de parte de la jueza Aida Delgado Colón contra José Andrés Colón Santos proviene después de que este se declarara culpable de todas las imputaciones, en su mayoría fueron contra personas de entre 69 y 83 años.

El imputado admitió el pasado 2 de mayo enriquecerse al obtener información de cuentas bancarias, datos personales, como el número de Seguro Social, fecha de nacimiento, dirección, así como los números claves de las tarjetas de crédito y débito de los perjudicados.

Por ello, el tribunal ordenó a Colón Santos a restituir $73,727  a doce de las personas que defraudó.

De acuerdo con el pliego acusatorio, Colón Santos obtuvo los nombres y los números de teléfonos de las víctimas mediante una guía telefónica.

El acusado, haciéndose pasar como un empleado de un banco, contactaba a los ancianos para que le dieran sus datos personales.

Al obtener la información, Colón Santos llamaba al banco y le pedía que cambiaran las direcciones postales de las personas y les solicitaba nuevas tarjetas de crédito o débito.


Luego, al Colón Santos recibir las nuevas tarjetas de pago, podía retirar dinero de las cuentas bancarias de los ancianos.

Colón Santos también fue acusado por intimidar y amenazar a una mujer de 75 años con herirla físicamente si de alguna manera esta le proveía información a las autoridades sobre el esquema.

Una segunda persona, identificada como Erika Rosado Matías, también participó en el esquema de fraude, al hacerse pasar como una anciana para hacer pensar al oficial del banco que también necesitaba cambiar su dirección y reemplazar las tarjetas de crédito y débito


💬Ver 0 comentarios