Foto de Juan Seary en el 2012. (GFR Media) (horizontal-x3)
Foto de Juan Seary en el 2012. (GFR Media)

El juez federal Gustavo Gelpí sentenció a José Enrique Seary Colón, apodado como Ricky, el Diablo, a cadena perpetua por robo con asesinato en un atraco cometido en Carolina, ocurrido el abril de 2012, en el que resultó muerto el gerente del negocio.

La jefa de la Fiscalía federal en Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez, informó el lunes en un comunicado que en febrero un jurado encontró a Seary culpable de robo con asesinato con arma de fuego durante la comisión de un delito con violencia y otras ofensas federales.

El 3 de abril de 2012, Seary entró en Piezas Importadas Inc, una empresa dedicada a la venta de repuestos de automóviles en Carolina, y sin previo aviso disparó al gerente, David Méndez, matándolo casi al instante.

El agresor, tras disparar a Méndez y robar aproximadamente $1,000, se dio a la fuga.

Empleados de Piezas Importadas Inc. y otros testigos presenciales identificaron al delincuente, que fue arrestado el 6 de abril de 2012.


💬Ver 0 comentarios