Los hechos se remontan al miércoles, 7 de agosto. (Shutterstock)

Un gran jurado federal acusó formalmente a Carlos Rafael Rosario Morales, el hombre imputado de haber llevado a cabo un carjacking a un conductor de Uber Eats que murió tras ser apuñalado en el estacionamiento de un restaurante de comida rápida ubicado en la avenida Roberto H. Todd, en Santurce.

Rosario Morales, de 38 años, enfrenta un cargo por violación al Título 18 del Código de Estados Unidos, sección 2119 (3) de “robo de auto resultando en muerte”, anunció la jefa de la Fiscalía federal en la isla, Rosa Emilia Rodríguez-Vélez.

La magistrada federal Camille L. Vélez-Rivé había determinado el martes causa probable contra el acusado. Durante la vista en el Tribunal Federal, en Hato Rey, Vélez-Rivé también denegó el privilegio de fianza al acusado de haber cometido los hechos reportados durante la noche del pasado martes, por lo que permanecerá detenido hasta que se lleve a cabo el juicio en su contra.

“La misión de todas las agencias policiales de Puerto Rico, tanto estatales como federales, es garantizar que todos nos sintamos seguros en nuestras calles, hogares y vecindarios. Todas las agencias de aplicación de la ley están trabajando juntas para prevenir y resolver estos crímenes, y para detener a quienes son una amenaza para nuestras comunidades", dijo Rodríguez-Vélez, en declaraciones escritas.

El Negociado de Investigaciones Federales (FBI, en inglés) presentó el pasado miércoles la denuncia contra el sospechoso del carjacking y el asesinato. De acuerdo a la declaración jurada del agente especial William Dovale, ese día el sospechoso fue detenido y entrevistado por agentes del FBI y confesó los hechos.

“El FBI y nuestros socios nunca han estado más decididos a investigar cualquier robo violento con sus últimas consecuencias", sostuvo Douglas A. Leff, jefe del FBI en Puerto Rico.

En la vista del martes se admitió como evidencia la declaración jurada, el cuchillo incautado con el cual presuntamente Rosario Morales atacó a la víctima, el pantalón que el acusado llevada puesto al momento de su arresto, así como los zapatos. El fiscal Alexander Alum está a cargo del caso, mientras el acusado es representado por Héctor Ramos-Vega, de la Oficina del Defensor Público Federal.

De acuerdo con la investigación, Carlos Gilberto Ponce Fernández, de 62 años, falleció tras ser interceptado por Rosario Morales, quien le propinó varias heridas con un objeto punzante y lo despojó de su vehículo Ford Transit, color blanco, del año 2017, tablilla 975-421. 

“Rosario Morales amenazó a la víctima con el cuchillo y le exigió las llaves (del auto). La víctima se rehusó a darle las llaves a Rosario Morales y se produjo un forcejeo”, lee la denuncia.

Dovale describió que Ponce Fernández fue apuñalado al menos cinco veces en el pecho y la parte superior del cuerpo. Tras el ataque, la víctima tropezó de rodillas y le dio las llaves al asaltante. El sexagenario intentó regresar al interior del restaurante de comida rápida Burger King, pero colapsó a la entrada del establecimiento.

Un empleado del lugar llamó al 9-1-1 y las autoridades llegaron hasta el lugar. Ponce Fernández fue trasladada al Centro Médico de Río Piedras, donde el médico de turno lo declaró muerto a las 12:25 a.m. del miércoles, 7 de agosto.


💬Ver 0 comentarios