Uroyoán Walker. (GFR Media)

El expresidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y el exrector del recinto de Río Piedras, Uroyoán Walker y Carlos Severino, respectivamente, quienes enfrentan juicio en el caso de las becas presidenciales de la UPR, se reservaron hoy su alegación durante una vista de lectura de acusación celebrada hoy, jueves, ante la jueza Gisela Alfonso Fernández del Tribunal de Primera Instancia de San Juan.

A su salida, los representantes legales de cada uno de los acusados no descartaron esta posibilidad. “En estos momentos lo estamos evaluando. No hemos tomado ninguna determinación”, dijo a El Nuevo Día el licenciado Diego Corral González, abogado de Severino.

De no haber alegación en los próximos diez días, el tribunal entenderá que la misma sería de “no culpable” y se iniciaría el juicio en su fondo. “Eso lo estamos evaluando, eso sí el caso va a ser un caso extenso, complejo. Hay mucha documentación, así que sí entendemos que van a ser varias fechas para ver el juicio”, señaló Keishla Martínez Souchet, abogada de Walker.

Durante el acto de lectura de acusación, celebrado hoy en la sala 1104 del Tribunal de San Juan, se mantuvo el 21 de octubre como la fecha del inicio del juicio.

Contra ambos pesan cinco cargos por presuntas irregularidades al otorgar estas becas hace cuatro años.

Walker enfrenta dos cargos por infracción a la Ley de Ética, dos cargos por malversación de fondos y un cargo por omisión en el cumplimiento del deber. Severino enfrenta dos cargos por infracción a la Ley de Ética, dos cargos por intervención indebida y un cargo por omisión en el cumplimiento del deber.

Martínez Souchet indicó, además, que la defensa de ambas partes solicitó la regrabación de la vista preliminar. “En la vista preliminar hubo unos testimonios bastantes interesantes. Por lo menos de nuestra parte, ninguno de los testimonios vinculaba a nuestro representado”, señaló la abogada.

El programa de becas presidenciales en la UPR se creó para ofrecer asistencia económica a estudiantes para cursar estudios de maestría o doctorado fuera de Puerto Rico. Como condición, el estudiante debía estar disponible para -al completar los estudios- laborar en la UPR en una plaza identificada como necesaria en el sistema universitario.


💬Ver 0 comentarios