La atleta jugó en varios equipos en la Liga de Voleibol Superior Femenina, así como en el Baloncesto Superior Nacional Femenino. (horizontal-x3)
La atleta jugó en varios equipos en la Liga de Voleibol Superior Femenina, así como en el Baloncesto Superior Nacional Femenino. (GFR Media)

Luego de la determinación de no causa para arresto en su contra por la muerte de su hija de tres años, la voleibolista estadounidense Kim Willoughby se mantendrá en la isla en espera de la resolución de este caso.

Así lo informó el abogado que la representó el viernes en la vista de la vista de determinación de causa probable, el licenciado Harry Padilla, quien expuso que a su clienta “le interesa resolver el asunto, y partimos de la premisa de que el fiscal va a pedir en una vista en alzada”.

“El fiscal no hizo ningún anuncio, pero yo dije ayer una cosa que es bien real. Las fiscalías en Puerto Rico apelan un tabaco de marihuana, qué sería en un caso de muerte”, apuntó el abogado criminalista.

El viernes, luego de la determinación de no causa para arresto de la jueza del María del Pilar Vázquez, del Tribunal de Mayagüez, el fiscal Esteban Miranda no precisó si iría en alzada. Solo se limitó a decir que, aunque no estaba de acuerdo con la decisión de la magistrada, respetaba la determinación. Asimismo, indicó que evaluaría la prueba para ver si solicitaba una vista en alzada.

El Nuevo Día trató de conseguir al fiscal Miranda a través de la oficina de prensa del Departamento de Justicia para obtener una reacción en torno a este caso, pero los intentos fueron infructuosos.

Padilla expuso que su clienta, que vive en el estado de Louisiana, viajó hasta Puerto Rico la semana pasada luego que la Policía la contactara para entrevistarla. Posteriormente, fiscalía sometió dos cargos.

La atleta, que jugó en varios equipos en la Liga de Voleibol Superior Femenina (LVSF) así como en el Baloncesto Superior Nacional Femenino (BSNF), enfrentó la justicia por violaciones al artículo 93 del Código Penal (asesinato en primer grado) y al artículo 58 de la Ley 246 para la Seguridad, Bienestar y Protección de Menores (maltrato de menores) por la muerte de su hija adoptiva Kailia. La menor, explicó Padilla, era hija biológica de una prima de la jugadora.

La infante falleció el 2 de marzo de 2016, en hechos ocurridos en la urbanización Sultana, de Mayagüez. En ese momento, se informó que la pequeña sufrió un accidente cuando salía de bañarse. Para ese entonces, Willoughby, medallista de plata con Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, jugaba para las Indias de Mayagüez de la LVSF.

De acuerdo al informe de la Policía de Mayagüez redactado en ese momento, Kailia murió a consecuencia de un golpe que recibió en la cabeza tras resbalar en la bañera mientras Willoughby buscaba una toalla.

Sin embargo, la comandante Janice Rodríguez, del Cuerpo de Investigación Criminal de Mayagüez y quien estuvo en la vista del viernes, dijo que “el informe de Ciencias Forenses arrojó que la causa de muerte no era compatible con una caída, al contrario, la causa de la muerte fue un severo golpe corporal”. Tras esta conclusión, el Estado determinó someter los mencionados cargos contrala jugadora.


💬Ver 0 comentarios