Altar

EN EL PAVIMENTO CATALÁN

Varios rincones de Las Ramblas en Barcelona, España, se tiñen ahora con mensajes en colores pasteles. Hace una semana era un baño de sangre en el que fallecieron 19 personas y un centenar quedó herido por un ataque del Estado Islámico. Lo que hace siete días fue terror, ahora es unión. Flores, trapos, ositos de felpa y corazones embellecen el horror de aquel día tan reciente, de un dolor que nunca se irá. Con el recuerdo, sin embargo, aprenden a vivir con las heridas y se acompañan, que es lo más cercano a sanar. (Francisco Seco / AP)