Banderas

QUE UNEN

La ciudad de Charlottesville, Virginia, manchada con sangre y, sobre todo, odio, atraviesa una semana de consternación. Tras las manifestaciones violentas de grupos racistas y fascistas como el Klu Klux Klan durante el fin de semana, las calles se llenan de banderas que unen. Contrario a las de las marchas de las sectas segregadoras, enseñas de paz, amor y hermandad buscan combatir el odio que dejó un saldo de 19 heridos y la muerte de Heather Heyer. (Matt Slocum / AP)