Las Ramblas

DESPUÉS DEL ATAQUE

Un día después del ataque del Estado Islámico en Barcelona, la histórica calle de la capital catalana abrió para cerrarle el paso al miedo. El atentado del pasado jueves, que dejó 14 muertos y un centenar de heridos, no puede ser razón para dejar de vivir. El emblemático kilómetro que discurre desde la Plaza de Cataluña es baluarte de la cultura y la vida en sociedad de una ciudad que alberga a millones de turistas y tantas historias. Las Ramblas no es un paseo para el miedo sino la vida. (Santi Palacios / EFE)