La travesía

DE UN CAYO A LA HABANA

Nigel Hook (derecha) y Jay Johnson (izquierda) ondean las banderas de Cuba y Estados Unidos a su arribo a la Bahía de La Habana el pasado jueves. A bordo del bote Lucas Oil SilverHook, conquistaron el récord del viaje más rápido de Cayo Hueso, Florida, a la capital cubana. En una hora y 18 segundos atravesaron el rudo estrecho que se han aventurado a cruzar un sinnúmero de inmigrantes en busca del sueño americano. (Alejandro Ernesto / EFE)