Legado vital

Enrique Martí Coll fue líder ambientalista y promotor de la buena calidad de vida. El parque líneal de Hato Rey lleva su nombre. La instalación sirvió para fomentar la conservación de los recursos naturales y maximizar la conexión de la gente con su medioambiente. El espacio, ideal para ejercitarse o caminar apreciando el bosque urbano y la laguna, así como la variada fauna del área, fue cerrado hace varios años.