Vigilia

POR CHARLOTTESVILLE

El mundo se conmocionó por los cruentos y descabellados actos de violencia racista en Charlottesville, Virginia, el pasado fin de semana. Los llamados “blancos nacionalistas”, un reavivamiento de la supremacía blanca y el Klu Klux Klan en Estados Unidos, se congregaron para repetir aquellas consignas degradantes y segregadoras de los años sesenta contra la población negra e inmigrante. Los actos dejaron un baño de sangre y revelan un país enfermo. Velas como esta, en Luisiana, se encendieron por doquier buscando iluminar un mundo en convulsión y quebrado. (Henrietta Wildsmith / AP)